24 marzo, 2009

Adorables criaturas


En realidad las víctimas no son únicamente los padres, ya que a estos engendros los tenemos que soportar todos. Me gustaría saber por qué a medio mundo (¿o es solo a media España?) se le ha dado por malcriar a los niños hasta hacerlos de verdad odiosos.

Etiquetas: ,

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


6 comentario/s (feed de esta discusión):
Anonymous José Luis Calvo escribió:

Hubo un texto que se convirtió en un icono de la "progresía" de los 70, "Summerhill" de A. S. Neill. La mala lectura de esa obra sobre la escuela inglesa homónima me temo que es una de las raíces de la idea de que es una opción educativa válida el dejar que el niño haga lo que le dé la gana.

3/25/2009 12:00:00 p. m.  
Anonymous Psicopanadero escribió:

Así luego pasó lo que pasó en Egipto.

3/26/2009 11:33:00 a. m.  
Blogger Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Esa idiotez de dejar que los niños hagan lo que les apetezca guarda cierta similitud con esa otra idea según la cual todas las opiniones son igualmente respetables. Es el todo vale porque somos infalibles, invencibles e inmortales. Tan perfectos somos que hasta de recién nacidos lo hacemos todo bien y sabemos lo que queremos. ¿Educación, enseñanza, instrucción?, bah, ¡inventos de los fascistas que pretenden fabricar robots!

Dejando ironías aparte, recuerdo con agradecimiento las ocasiones en las que mi padre me cruzó la cara con dos poderosas bofetadas. Ocurrió pocas veces y desde luego que fueron merecidas. Y de trauma nada, lo que me queda es agradecimiento y la seguridad de que aquellas bofetadas me han librado de muchos problemas y, probablemente, de alguna noche en un calabozo.

Otra cosa: no me creo esa historia de "mis hijos y yo somos amigos". A mí eso me suena a dejación de funciones. Por supuesto que se puede tener una relación amistosa con los hijos, pero sin olvidar que como padre eres un referente moral y que debes asumir unas responsabilidades.

3/27/2009 08:10:00 p. m.  
Anonymous Víctor escribió:

Estoy totalmente de acuerdo con Kowalski de Arimatea. Mis alumnos me miran horrorizado cuando les he comentado, en alguna ocasión, que mi padre me había pegado alguna que otra bofetada de niño y que eso no me había creado ningún trauma. Personalmente creo que el uso de la violencia siempre tiene un regusto amargo y deja una sensación de fracaso... ¡pero no seamos gilipollas! Más fracaso es la situación que estamos viviendo hoy en día.
A pesar de todo he de decir una cosa. Soy casi alérgico a los adolescentes ( o al menos a sus tonterías ) y los niños pequeños me parecen graciosos durante dos minutos y medio como máximo ( si me lo parecen ...) pero entre la vitalidad de los jóvenes y la estulticia y soporífera actitud ante la vida de la mayoría de los adultos que me rodean en el trabajo, yo tengo claro con lo que me quedo. Es para poner los pelos de punta, pero conozco a funcionarios, profesores y padres y tengo la impresión de que, en promedio, los chavales son lo mejor de mi entorno laboral. Lo cual no significa que, en promedio, sean buenos. Así está el patio.

3/29/2009 07:42:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Mira dónde han ido a surgir bastantes comentarios, no lo esperaba. Lo que veo es que está todo el mundo bastante de acuerdo. Por cierto, a mí también me cayeron un par de guantazos y supe perfectamente en aquel momento, siendo niño, que los merecí. Y por supuesto que no quedé traumatizado. Pero tampoco es eso, ni siquiera hace falta llegara a levantar la mano.
Yo creo que es la falta de autoridad, no la falta de castigo físico "a tiempo", lo que provoca esto. Supongo que es muy difícil educar a un hijo y que es más fácil juzgar la situación y analizarla desde fuera que estando metido en el fregado, donde la relación humana lo distorsiona todo. Me he llevado sorpresas con gente por cómo educa a sus hijos, por haberme resultado impredecible el resultado, tanto en padres que resultaron muy hábiles contra todo pronóstico como al revés. Y algo importante: a veces esos niños diabólicos no tienen una teoría pedagógica estúpida detrás, sino solo incapacidad e ignorancia de cómo actuar.

3/31/2009 02:42:00 p. m.  
Blogger Mina escribió:

Yo tengo una alumna que suspendió 7 en junio y en septiembre recuperó 4, y su papá le regaló un portátil, en vez de un buen sopapo.
Y a día de hoy la pregunto por las notas a su padre y no me las dice.
Con papás así de gilipollas...
Aunque seguro que encontrará un maromo rico que la mantenga y vivirá dando tarjetazos toda su triste vida.

4/03/2009 06:05:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Portada

~~~~~~~~~~~~~oOo~~~~~~~~~~~~~


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...