05 noviembre, 2006

Pseudociencia propagandística

El ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels dijo: "Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad". Si además la refuerzas con unas cuantas falacias, mucho mejor. Los argumentos pseudocientíficos son usados muchas veces para respaldar ideologías de todos los colores: los ideólogos del racismo nazi tergiversaron las ideas de Darwin para justificar sus monstruosidades, los "científicos" soviéticos pretendieron probar cosas como que el gen y la herencia son mitos burgueses reaccionarios cepillándose de pasada a unos cuantos verdaderos hombres de ciencia, feministas y machistas racionalizan sus prejuicios hacia el sexo opuesto convirtiéndolo en inferior, los religiosos intentan hacer pasar por ciencia una pseudoteoría de la vida creada mediante un diseñador inteligente, se hacen revisiones distorsionadas de la historia que benefician a tal o cual bando político y hasta tenemos mentiras conspiranoicas sostenidas con fines electorales, como la que la derecha mantiene ahora en España sobre los atentados islamistas del 11 de marzo de 2004...

      El texto que reproduzco a continuación está extraído de los diálogos de Z, la película que lanzó a la fama al director griego Costa-Gavras. Con un guión de Jorge Semprún basado en una novela de Vassili Vassilikos, Z se inspira en los acontecimientos que precedieron a la dictadura de los coroneles griegos. Es un thriller político, cine comprometido de izquierdas como todas las películas de Costa-Gavras; pero de gran calidad cinematográfica a pesar del maniqueísmo, algo que no en es habitual en otros de su misma cuerda. Es que Costa-Gavras es bueno.

      En la escena de este texto, las autoridades fascistas adoctrinan a la policía para que revienten un mitin de la oposición pacifista que se celebrará esa noche. Es una excelente recreación de propaganda pseudocientífica con ingeniosas características locales, que desconozco si reproduce argumentos usados en la realidad.

Una escena del discursoSUBSECRETARIO DE AGRICULTURA.— Para prevenir la aparición del oídio, una enfermedad de la vid, se suelen pulverizar las viñas con una disolución de sulfato de cobre. Existen dos tipos de preparados clásicos: el bordelés y el borgoñón. El borgoñón procede de Borgoña, provincia francesa famosa por sus vinos. Todos los años conviene realizar tres pulverizaciones. La primera, cuando los brotes alcanzan una altura de 12 a 13 cms. La segunda, un poco antes o después de la floración. Y la tercera, un mes más tarde. El sulfatado es preventivo, así que nunca se debe descuidar. Señores, termino ya esta exposición de los medios para la prevención del mildiu. Me permito indicarles que, como en años anteriores, pondremos a su disposición aviones y propaganda. Estos panfletos recordarán a los campesinos que el oídio, la enfermedad que asola sus viñas, ha aparecido por primera vez junto con otra enfermedad ideológica que azota a los hombres. Pero sobre esto les hablará el General de la Gendarmería.

GENERAL DE LA GENDARMERÍA.— El Subsecretario de Agricultura acaba de recordarles que para el oídio son necesarios tres sulfatados preventivos. Al igual que el mildiu, las enfermedades ideológicas deber combatirse de forma preventiva. Igual que el oídio, se debe a la acción de gérmenes malignos y de diversos agentes parásitos. Por tanto, la pulverización de los hombres, por los medios más apropiados, es indispensable. Las escuelas constituyen nuestro primer objetivo. En ese momento, si me permiten la metáfora, los jóvenes brotes aún no han alcanzado una altura de 12 a 15 cm. La segunda pulverización debe hacerse poco antes o poco después de la floración. Se trata evidentemente de los universitarios, de los jóvenes obreros, y de los reclutas. Es el mejor momento para aplicarla y salvar el árbol sagrado de la libertad nacional de la infección de este mildiu ideológico. Este año, los panfletos lanzados desde aviones informan a los campesinos de otro tipo de enfermedad ideológica que comienza a hacer estragos en nuestro país. Esta nueva variante, más expandida, más insidiosa, es un enemigo solapado que se aleja más y más de Dios y de la Corona. Contra este enemigo en particular dirigiremos nuestro efecto preventivo. [...] Con la aparición de los de sistemas terminados en -ismo: socialismo, anarquismo, imperialismo, comunismo, etc., las manchas solares han comenzado a ensombrecer la superficie del astro diurno. ¡Dios se niega a dar luz a los rojos! Y los científicos anuncian un formidable aumento de las manchas solares después de la aparición de los beatniks y los probos y, sobre todo, las manoseadas ideas pacifistas que vienen de países como Italia, Francia, y Escandinavia. Yo, que comando las fuerzas del orden del norte del país, aprovecho la ocasión para dirigirme a Vds., altos funcionarios del Estado: debemos preservar la parte sana de nuestra sociedad y curar las partes infectadas. Esta noche el enemigo se reúne en nuestra ciudad. Pero no somos un sistema terminado en -ismo, vivimos en una democracia, y no vamos a prohibir la reunión. Pero tampoco prohibiremos que se manifiesten los que piensan lo contrario. Con estos elementos sanos, con estos anticuerpos, combatiremos y extirparemos todas las enfermedades, las de los viñedos, y las de la sociedad. Eso es todo, señores. Piensen en ello. Piensen a fondo... y no lo olviden.

Si te ha parecido exagerado o inverosímil, contempla en acción al general William G. Boykin, Subsecretario de Defensa para Inteligencia (?) en el Pentágono, en este fragmento del también excelente documental de William Karel El mundo según Bush.



Etiquetas: , , ,

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


6 comentario/s (feed de esta discusión):
Blogger Mina escribió:

Mi má... Que miedito me entra cuando veo estas cosas...

11/05/2006 04:02:00 p. m.  
Blogger mmir escribió:

Hola, Gerardo: He estado de visita y me ha gustado tu blog y tu punto de vista, aunque no lo comparto. Me gustaría mucho decirte por qué y lo voy a intentar en cuanto tenga unos minutos. Ahora me espera el trabajo. Por cierto, si quieres visitarme a mi estoy en www.fassman.es

11/05/2006 07:56:00 p. m.  
Blogger Alulim escribió:

Jaja creo que lo hiciste con sanísima mala leche, pero esa web machista que linkeaste al principio resume a la perfección y en su totalidad el pensamiento religioso con respecto a la mujer.

Es de asumir, sin reservas de ningún tipo, que para ser creyente católico, judío o protestante en cualquiera de sus clases, o eres machista o irás al infierno. Negarlo es desconocer los textos, textos que contienen barbaridades como las de la web que pusiste.

Buena entrada.

11/06/2006 09:34:00 a. m.  
Anonymous Ricardo Campo Pérez escribió:

Ese general es un pueril aprendiz al lado de JJBenitez y sus discípulos.

11/06/2006 01:10:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Jejeje. Totalmente de acuerdo con R. Campo Pérez. Anda que no le queda nada que aprender a ese General de Inteligencia (?). Una buena sesión de Cuarto Milenio es lo que necesita.

Ahora un poco más en serio: Militarmente hablando Inteligencia son los servicios o acciones que tienen como finalidad la obtención de información del enemigo o la confusión del enemigo mediante información falsa. Hasta ahí todo bien. De hecho ya se usó durante la guerra de Vietnam el poder del maguferío para asustar al enemigo, y supongo que no fue la primera vez. Les resumo la historia:

EEUU usaba un avión, de transporte o bombardero (un caza no serviría para eso) artillado con varias ametralladoras a estribor y a babor. No recuerdo el nombre del modelo de la ametralladora pero se trataba de una de ésas de cañones rotatorios que permiten una cadencia de tiro descomunal: 6000 disparos por minuto. 100 disparos por segundo. Pues bien, tres de esas ametralladoras a cada lado, y el avión dando vueltas en círculo sobre una aldea supuestamente controlada por el VietCong. 300 balas trazadoras ¡por segundo! lloviendo sobre una aldea de analfabetos, de noche, cuando no se ve el avión pero se oye el ruido de los motores y se ve la cascada de fuego rojo bajo la cual todo es destruido. Ya tenemos una leyenda: "Puff, el dragón mágico". Ahora, a explotarla.

Pero, Gerardo, ¿a quién narices le estaba hablando el General Boykin? ¿Quienes componían la audiencia? ¿Quién se dejó insultar la inteligencia de esa manera sin comérselo vivo? Eso sí que me intriga.

11/10/2006 06:32:00 p. m.  
Anonymous Miri de los bosques escribió:

Tienes razón en esto. A menudo se emplea, no sólo la ciencia, sino también la historia o la religión para justificar todo tipo de posturas. Lo de emplear la ciencia es muy tentador: la sociedad en general la tiene muy mitificada. La ciencia demuestra, y si no, no es ciencia. Eso es lo que piensa la gente, evidentemente, que no se dedica a la ciencia. La ciencia está en constante evolución y las nuevas teorías modifican, o incuso echan por tierra, a las antiguas. La ciencia no es infalible, y por tanto se puede emplear para justificar cualquier postura, y también su contraria. Te lo dice una que, precisamente, se dedica a la ciencia.
Por otra parte, lo de la historia es igual. Si tú lees la misma historia en un libro de texto de Cataluña o de Castilla-la Mancha, entenderás cosas completamente diferentes del mismo hecho. No es difícil poner a la historia de tu parte, sólo tienes que maquillarla un poco.
Y lo de la religión... mira, como se basa en mitos y dogmas, y no requiere demostrar nada porque las cosas son cuestión de fe, pues es todavía más manipulable, como en el video que has puesto.
Bueno, pues nada, eso, que me aburro y hablo, y hablo...

12/22/2006 04:47:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Portada

~~~~~~~~~~~~~oOo~~~~~~~~~~~~~


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...