31 octubre, 2006

Violencia doméstica y corrección política

Violencia de género: 1.f. Expresión para denominar la violencia sexista o en la pareja del politically correct speech, neolengua de  los que se empeñan en eliminar del lenguaje de los demás las referencias a realidades que les disgustan por algún motivo, como el sexo. El género es una categoría gramatical para sustantivos y pronombres, por lo que suena raro aplicarla a las personas, que no somos palabras, sino seres corpóreos. Por poder, se puede decir violencia de género; pero, una vez metidos en análisis morfológicos, es mejor terminarlos y decir: violencia, sustantivo de género femenino y número singular (el masculino y el plural no se recomiendan, ya que no existe todavía la ley de violencia de número y además sería *los violencias, que es todavía más estúpido). [Diccionario de Dudas para Meapilas del Dr. Martinmas]
Las estadísticas son claras: los hombres somos más violentos que las mujeres. Lo que desconocemos son las causas, si es algo innato, como se apresuran a zanjar algunos, o cultural como sugiere el estereotipo del macho (el hombre mujeriego, endurecido, violento y de sensibilidad reprimida) y que la violencia es un comportamiento que se tiene que aprender y desarrollar: innato ―no olvidemos que también lo son el amor y el altruismo―, aunque no determinante, sino potencial.

      Las cifras de violencia contra la mujer son gravísimas, hacen parecer insuficientes las campañas de prevención de un problema que no distingue demasiado entre países ricos y pobres. En España, mueren al año entre 70 y 100 mujeres por malos tratos de sus parejas. Según datos de la OMS de 2002 (a través de Las semillas de la violencia, de Luis Rojas Marcos), el 70 por ciento de todas las mujeres víctimas de homicidio en el mundo murieron por asesinato machista. En cambio, solo un cuatro por ciento de los varones mueren a manos de sus mujeres o amantes. Esos hombres que no suelen salir en el telediario son un 20 por ciento de las víctimas de maltrato sexista, aunque la mayoría por defensa propia o en venganza por maltratos. En resumen y sin espacio para la duda, los datos dicen que la violencia física en la pareja es prácticamente solo cosa de hombres.

      Sin embargo, no es correcto generalizar y culpar al hombre de toda la violencia doméstica, la mujer también puede ser maltratadora. Hay un tipo de maltrato que provoca todavía más rechazo social en el que la mayoría de agresores son mujeres: el maltrato infantil. A pesar de que en la cultura popular se atribuye también al hombre maltratador el abuso de los niños (un ejemplo son las películas Un mundo perfecto y, sobre todo, El Bola), de que parece incluso lógico asumir la correlación, los datos de epidemiología del maltrato infantil del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia son bastante claros: en España, frente al 40,4 por ciento de padres, el 53,2 por ciento de los maltratadores de niños españoles son sus madres (solo un 1,4 por ciento no biológicas).

      De las denuncias por maltrato, el 86,3 por ciento recogen casos de negligencia, un 35,4 maltrato emocional, un 19,9 físico y un 3,5, sexual. El perfil más habitual del maltratador de niños es una madre biológica de bajo o nulo nivel de estudios, desempleada, sana mental y físicamente, consumidora de alcohol y/o drogas, vecina conflictiva, sin antecedentes penales y que no es maltratada por su pareja; aunque, como casi todas las personas violentas, se puede sospechar que ha sido maltratada o ha sido testigo de maltratos en su infancia. (En este punto, como es frecuente, es mayoritario el "no sabe no contesta". Es raro que el adulto confiese haber sido maltratado en la infancia, suele ocultar o justificar los castigos crueles que sufrió de sus padres que además ya ha incorporado a su conducta.)

      Es un panorama deprimente (y sin contar todo lo que no se denuncia), pero hay que recordar que la mayoría de la humanidad somos bondadosos, altruistas y pacíficos. Los comportamientos violentos y malignos, aunque llamativos, son de una minoría que no debe desesperanzarnos.

Etiquetas: , , , ,

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


52 comentario/s (feed de esta discusión):
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Pues sí, Gerardo, mencionar ciertas verdades puede ser peligroso para la vida social. Como yo no tengo de eso me quedo tan fresco. Es más, me permitiré afirmar que la mujer está superprotegida por las Autoridades y se sirve de ello como arma para atacar impunemente a los hombres. Son conscientes de su posición de fuerza y se jactan de ello.

Con tanto machacarnos con noticias tendenciosas a favor de ese ser angelical que se supone que es la mujer estamos cerrando los ojos a otros hechos. Se sabe (otra cosa es que lo pueda demostrar; no puedo) que hay mujeres que recurren a las falsas denuncias para obtener ventajas en una separación o para mantener su estancia en España si son inmigrantes. Sinceramente pienso que hay en la sociedad una idea equivocada acerca de la violencia sexista, una idea que convierte a la mujer en un mártir y de la que muchas mujeres se están aprovechando sin el menor escrúpulo.

Lo del maltrato infantil por parte de la madre mayoritariamente no me había parado a pensarlo, pero la verdad es que no me extraña,´aunque quizá se deba a que son las madres quienes pasan más tiempo con los niños, ¿no?

Valiente entrada, Gerardo.

11/01/2006 01:44:00 a. m.  
Anonymous mistermaguf escribió:

No veo ninguna razón para suponer que la violencia, cualquiera sea, es patrimonio de uno u otro sexo: la violencia es una conducta social, y por lo tanto un componente cultural.
Por supuesto que a partir de la formación de las sociedades agrícolas, con la necesidad de ocupar y luchar por territorios, la violencia ha sido ejercida por los varones. En parte por su mayor fuerza física y en parte por el largo tiempo dedicado a la cría de los hijos por parte de la mujer, el varón ha sido tradicionalmente el guerrero, el conquistador, el que ejercita la violencia física. Pero en tanto nuestras sociedades dependen cada vez menos de ésta clase de violencia para la subsistencia, aflora el sustrato no físico, y no parece tan claro que en el género humano, ésta tenga un determinismo sexual específico.
Si en la actualidad exceptuamos la forma más visible de violencia física, que parece seguir estando más extendida entre los varones, creo que las estadísticas tenderan a emparejarse.

Saludos

11/01/2006 02:06:00 a. m.  
Anonymous Vailima escribió:

Después de leer el post, terminas con una frase esperanzadora. Más bien con una especie de redención para la humanidad. Yo también quiero creerlo, pero es que a veces cuesta mucho. Como Schopenhauer, en ocasiones, yo también llamaría "hombre" a mi perro.

11/01/2006 09:34:00 a. m.  
Anonymous Satur escribió:

Y no sólo al sexo llega el lenguaje políticamente correcto. Tambien en cosas como afroamericano, cuando a los blancos de América nadie les llama euroamericanos. O ¿por qué al actor sudafricano Arnold Vosloo nadie le llama subsahariano? ¿Porque es blanco? Además, los subsaharianos ¿viven en cavernas bajo el suelo del Sahara? Ya me enrollé mucho, perdon, un saludo

11/01/2006 10:57:00 a. m.  
Anonymous In I Go escribió:

Lo de la violencia de género es una mala traducción del término inglés (americano) gender, en el que sí está implícita la diferencia de sexo, además de la categoría gramatical. Violencia doméstica, aunque no del todo completa, sería una definición más clara para este hecho.

Pero, además, en España se ha mezclado esto con otro invento americano, de nuevo mal entendido: la discriminación positiva. En USA, las personas pertenecientes a grupos desfavorecidos, o discriminados en el pasado, (mal llamados minorías) tienen mayores ventajas para acceder a un puesto de trabajo o a la enseñanza, a igualdad de méritos. En España, sin embargo, esto se ha entendido como que las mujeres (en este caso), dada su posición más débil y discriminada, son más 'inocentes', y la ley debe darles más ventajas. No se mira a la persona, sino al grupo al que pertenece; y eso, desde mi punto de vista, además de injusto es anticonstitucional.

11/01/2006 12:29:00 p. m.  
Blogger Súcubo escribió:

en primer lugar diria que la desinformacion a la que nos vemos sometidos en casos ve malos tratos a varones no es culpa de las mujeres, si no de los medios de comunicacion.
EL hecho de que la mujer este mas protejida es por que está mas expuesta como bien dices.
Y me parece muy mal por tu parte que utilices los abusos a menores para echar en cara que las mujeres tambien podemos ser malatratadoras y asi justificar el abuso que sufren muchas por parte de sus parejas.
No se qué determina la actitud de un maltratador, ya sea hombre o mujer pero en vez de quejarnos por la sobreprotecion de unos y la omision de otros deberiamos de intentar solucionar el problema sin echarnos mierda por el hecho de ser hombre o mujer.
creo yo

11/01/2006 01:37:00 p. m.  
Anonymous mistermaguf escribió:

Súcubo: sin duda, estaremos todos de acuerdo en que lo importante es solucionar el problema.

Pero ése no es el tema de la entrada: hablas desde una posición sexista que es justamente lo que se critica. No hablas por tí, sino por "las mujeres", lo que te lleva a decir "Y me parece muy mal por tu parte que utilices los abusos a menores para echar en cara que las mujeres tambien podemos ser malatratadoras y asi justificar el abuso que sufren muchas por parte de sus parejas".

¿En dónde el artículo sugiere algo así? ¿En donde se "echa en cara a las mujeres" vaya a saber que cosa?

Tal vez no lo adviertes, pero asumes el discurso sexista, y no eres parte de la solución que reclamas. Si entiendes que decir que no es cierto que la violencia doméstica sea producida exclusivamente por hombres es algo equivalente a acusar a las mujeres ("echar en cara", "justificar"), en realidad estás negando el análisis de los datos a partir de un prejuicio de género.

11/01/2006 03:52:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Ya estamos con las "justificaciones". Súcubo, te apuesto mi triciclo rojo con rueda de repuesto a que no me puedes señalar justificación alguna para maltratar a las mujeres en la entrada de Gerardo. Es más, me apuesto el mismo triciclo con rueda de repuesto y caja de herramientas a que no encuentras en el texto ninguna justificación para NINGUNA clase de violencia.

Totalmente de acuerdo con Mistermaguf.

In I Go, creo que tienes razón. Discriminación positiva. Lo aborrezco. Cada vez que se "discrimina positivamente" a alguien nos cargamos un poco más la igualdad, y eso a la larga no puede beneficiar a nadie.

11/01/2006 04:17:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Yo no creo que comente esta entrada, me parece que el texto es claro.

Prefiero enlazaros al indígena del Ipod de Canadá

11/01/2006 04:47:00 p. m.  
Blogger Súcubo escribió:

vale pido perdon pero es que me ofusco y no me se explicar, o quizas haya sido esta frase: Ahora ya sabes que la mujer también puede ser maltratadora o, como decía un amigo, "algunos son muy malos, pero algunas no son tan buenas".
debe ser que la he entendido mal y me parecia que justificaba algo...

Por otra parte la palabra "justificar" puede que no haya sido acertada, pero entonces me pierdo en el significado del texto si lo que denuncia es la omision de derechos del hombre y la discriminacion positiva ¿a que viene aludir el maltrato de menores? Bajo mi punto de vista son cosas bien distintas.
Y para concluir ya que pierdo el triciclo rojo decir que para nada hablo con acritud, solo opino. Pero como mujer que soy me revienta los higadillos que alguien me diga que abuso de mi sexualidad y que me sirvo de ello como arma para atacar impunemente a los hombres y se quede tan pancho.
y ya.

11/01/2006 06:43:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Bien, Súcubo. Efectivamente has perdido el triciclo rojo, y ahora me toca entonar el mea culpa:

He generalizado indebidamente, sí. Es verdad que no todas las mujeres abusan de su condición de tales para obtener beneficios y ventajas sobre los hombres, vale... ¿Me contengo o no me contengo? Bah, qué leches, no me voy a contener:

¡PERO NO ES MENOS CIERTO QUE A MEDIDA QUE AVANZA LA SOPLAPOLLEZ DE LO POLÍTICAMENTE CORRECTO MÁS SON LAS MUJERES QUE SE SIENTEN IMPUNES ANTE CUALQUIER TROPELÍA QUE COMETAN! (En la gloria me he quedao después de gritar). Joder, que las mujeres no estais por encima del bien y del mal, que sois como yo en cuanto a derechos, deberes y libertades.

Y a todo esto Gerardo que se abstiene de comentar... Gerardo, miedica. Aunque lo del indígena con el iPod está muy bien. Por fin se desvela la realidad: Hace milenios fuimos visitados por extraterrestres que nos prestaron su tecnología. Los reproductores MP3 de hoy son herencia de entonces, ¿cuándo hablará de ello nuestro amigo Íker?

11/01/2006 07:11:00 p. m.  
Anonymous mistermaguf escribió:

Vale, vale. Súcubo ha aclarado las cosas, y todos felices.

Ahora, ya que han sacado el tema, elijo este blog -que me cae bien, vea- para hacer una terrible revelación que un Iker jadeante podrá difundir al mundo: El hombre del IPod tiene un compañero un poco hacia el oeste.
¿Donde? Búsquenlo ustedes, vagos, aunque les doy unas pistas: sigan el cable del IPod hacia el sur, que verán que está conectado a una carretera local. Sigan esta carretera hacia el oeste, que desemboca en otra que corre de norte a sur. Doblen al norte, y más o menos un kilómetro después verán un camino que sale hacia el oeste.
Bien. Han llegado: arriba de este cruce, los está esperando el Gran Conquistador Mongol.
¿Atila? ¿Genghis Kan?
Quién sabe.
tatatatíntatíntatín....

11/02/2006 01:44:00 a. m.  
Blogger Gerardo escribió:

¡Lo encontré! Pero yo creo que es el brujo de la tribu...

11/02/2006 11:58:00 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió:

Totalmente de acuerdo con la entrada, solo añadir que, si en las estadísticas sobre violencia en la pareja se incluyese el maltrato o acoso sicológico, como se incluyen en las de maltrato infantil, posiblemente el reparto de agresores se equilibraría.
Y que conste que esto no es una justificación de nada; nada de "es que van provocando" ni nada de eso. La agresión física es un error, y si es contra alguien que confía ciegamente en tí, una abominación.

Jorge

11/02/2006 03:49:00 p. m.  
Blogger AGRA escribió:

Hace poco leía sobre un estudio evaluando la agresividad en adolescentes (en USA, creo, y de hace más de 10 años) en la que se mostraba una diferencia significativa entre chicos y chicas pero de una magnitud tan pequeña que un 40% de las chicas era más agresiva que la media de agresividad de los chicos. Esto es por apuntalar algo que ya se ha dicho en los comentarios sobre la poca diferencia entre hombres y mujeres frente a este factor. Entonces, ¿qué explica que exista más maltrato del hombre contra la mujer que al contrario? Creo que habrá que suponer obviamente la existencia de otros factores entre los cuales la discriminación (negativa) de las mujeres será sin duda el que tenga más poder de explicación. Esto es lo abominable el asunto: yo por ser mujer soy propiedad de mi marido y le debo sumisión. No sé si será politicamente correcto decir esto pero a mi, como hombre, me asquea pensar que mueren 100 mujeres al año por la causa que acabo de mencionar.

Lupe

11/02/2006 06:08:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

"No sé si será politicamente correcto decir esto pero a mi, como hombre, me asquea pensar que mueren 100 mujeres al año por la causa que acabo de mencionar". AGRA, eso te asquea a ti y a cualquiera que no sea un mal nacido, pero creo que no va de eso la entrada, sino de esos que mueren o son maltratados y de los que no se habla suficientemente en los medios de comunicación, entre otras cosas.

Queda muy bien decir que no, que yo no soy "machista" y que huyo de cualquier daño a las mujeres. Queda bien que te cagas, queda hipermoderno y megafashion, ¿y sabes una cosa? Me da asco todo ese discurso, porque lo considero innecesario. Me parece que es de cajón sentir y pensar así, ¿a qué viene tanto repetirlo? ¿De qué tienes miedo o qué pretendes ocultar para insistir tanto en algo que es de sentido común?

Hay hombres que mueren, hay hombres que sufren... porque hay mujeres que los maltratan. Y puedo gritarlo alto y claro, y si alguien me tacha de sexista por recordarlo... bueno, me reservo la opinión que eso me merecería que no estoy en mi blog y he de controlarme por respeto a Gerardo.

11/03/2006 12:35:00 a. m.  
Blogger Mina escribió:

Cualquiera que atente contra su pareja o su descendencia, sea física o psicológicamente, sea macho o hembra, no merece llamarse ser humano.
Y debatir sobre si es peor la agresión a un hombre o una mujer me parece repugnante.

11/03/2006 02:09:00 a. m.  
Blogger AGRA escribió:

Pues lo que yo considero innecesario es decir que "Hay hombres que mueren, hay hombres que sufren... porque hay mujeres que los maltratan." porque considero que no se diferencia de otros tipos de agresión y acoso. Lo que diferencia el maltrato femenino es que tiene un componente adicional, la discriminación sobre la mujer (machismo), que hace que sea un problema muy extendido (de lo que dan cuenta las cifras de muertes), y que es necesario reconocer y abordar directamente si se quiere reducir este fenómeno al nivel del "maltrato de hombres".

Y si me apuras, uno puede llegar a pensar que quien dice que "Hay hombres que mueren, hay hombres que sufren... porque hay mujeres que los maltratan." a lo mejor está pensando que por tanto no es tan grave que "haya mujeres que mueren porque hay hombres que las maltratan".

Hombre, puestos a ser bordes yo también puedo.

Lupe

11/03/2006 02:28:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

No supe explicarme bien, AGRA. Entiendo que te hayas molestado y voy a intentar corregir:

No hay maltratos mejores ni peores, sólo que creo percibir (igual me equivoco)que el maltrato contra los hombres está como ocultado intencionadamente en los medios de comunicación, o quizás en la sociedad en general. Sin embargo existe, y me gusta recordarlo de vez en cuando, por eso de equilibrar la balanza, ya sabéis, igualdad y todo eso.

¿Es necesario que diga que nada de esto supone justificación alguna para maltratar a las mujeres?

11/03/2006 02:47:00 p. m.  
Blogger AGRA escribió:

No creo que el maltrato contra los hombres esté ocultado intencionadamente (suena un poco a conspiración) sino que los casos que se dan son anecdóticos en términos relativos (al compararlo con el maltrato contra las mujeres). Ciertamente hay una tendencia en los informativos a destacar los casos de muertes de mujeres pero no la veo mal si el objetivo es crear una opinión pública favorable a que se tomen medidas para atajar el problema. Ahora bien, si de paso se criminaliza a los hombres en general pues se cae en el mismo problema que se está criticando (por cierto, ¿por qué machismo tiene un componente negativo y femisnismo no?).

"¿Es necesario que diga que nada de esto supone justificación alguna para maltratar a las mujeres?"

Por supuesto que no. Te pido disculpas por mi salida de tono.

Lupe

11/03/2006 04:18:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Al final voy a intervenir, que además, ¡man llamao miedica!

Esta entrada no la escribí para justificar nada, evidentemente. La violencia sexista contra la mujer es una plaga de dimensiones espeluznantes. Como he dicho en la entrada, el 70 por ciento de todos los feminicidios. ¡El 70 por ciento! Yo sigo sin asimilarlo. Mi intención fue mostrar algo que no sabíamos, las estadísticas de maltrato por la mujer. Al menos, yo lo ignoraba y me sorprendí mucho. Como me temo que es por corrección política que no nos lo cuentan, he aprovechado para molestar un poco por ahí. Yo sí creo que nos lo ocultan por eso, las noticias raras son las más llamativas, deberían ser más curiosas: la noticia es cuando el hombre muerde al perro, no cuando el perro muerde al hombre.

Cierta gente parece que considere canonizados ciertos grupos, minorías, etc., y que no se los pueda ya criticar ni cuando hacen algo mal, bajo la amenaza de ser un machista, racista, homófobo (vaya palabro), etc. Mi única moraleja es que no hay santos.

Sobre la corrección política, la verdad es que no pienso que esté tan mal incluso cuando es un prejuicio estúpido, al menos comparándola con otros prejuicios peores. Me explico: la corrección política tiene un fin noble, que es la educación de la masa para que respete a grupos minoritarios o tradicionalmente discriminados.

Pero es que hay gente tonta, que funciona con consignas. Esa gente es la misma que lincharía a un par de maricones si la hubiesen educado con otras ideas. Si en vez de eso respeta a los homosexuales, aunque no sea por un razonamiento profundo, sino por un prejuicio bobalicón que le hace incluso pensar que absolutamente todos los homosexuales son personas maravillosas, yo lo prefiero a que les de una paliza y los cuelgue de un árbol.

Peeero, aún así eso es prejuicio y estupidez, algo que no soporto. Así, que, estando en realidad de acuerdo con muchas de las posturas que defiende el discurso de la corrección política, no me gusta la estupidez y la falta de sentido crítico. Y por eso, a veces, incluso muestro posturas que no son las mías, posturas retrógradas y hasta fachas, solo por joder. No lo puedo evitar y les toco los cojones a los meapilas.

A ver, que me pierdo... Ahora toca la discriminación positiva. Debo decir que tampoco me parece excesivamente mal, a pesar de las injusticias que lleva asociadas. Por un lado, conozco casos de hombres que se han quedado tras un divorcio exprimidos por sus mujeres; pero también de mujeres que tras una vida de mierda, al lado de un hijo de puta con mentalidad de españolito franquista, se han quedado sin nada, limpiando casas para subsistir porque nunca han podido ser nada más que amas de casa, mientras el cabrón rehace su vida con otra y cambia de coche cada 5 años y no le pasa la pensión, y encima, los hijos, otros machistas, despreciándola y avergonzándose de ella. Estos son casos anecdóticos y no me valen, necesitaría datos de verdad, estadísticas, para opinar en esto sin prejuicios. Y sin esos datos y con los que sí tengo, pienso que la discriminación positiva no está tan mal: sabemos que se las contrata menos, se las asciende menos y se les paga menos. Así que le doy la vuelta a la cuestión: varón, incluso con la discriminación positiva, ¿preferirías cambiar tus oportunidades en la vida laboral por las de una mujer? Yo no.

En cuanto a la violencia por sexos... Lo mío es más bien la violencia como comportamiento, con influencia del ambiente y por trastornos mentales, no conozco lo que se sabe en neurociencia. Solo puedo decir que el hombre es más violento que la mujer estadísticamente. Nos peleamos más, somos delincuentes más violentos, y hay menos asesinos en serie femeninos. Solo puedo apuntar la relación demostrada entre testosterona e impulsividad (que no agresividad).

Nota final: no soy responsable de los comentarios de los demás, así que nada de morderse la lengua, aquí todos pueden decir lo que quieran.

11/03/2006 04:50:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió:

Un apunte muy pequeño: cuando una mujer "exprime" al ex-marido es porque lo ha dictado un juez, no ella, y los hay de ambos sexos(jueces y juezas).
Creo que Gerardo se refería a la denominación cuando escribió, lo que comparto con él y los psicólogos que conozco opinan lo mismo.

11/03/2006 06:32:00 p. m.  
Anonymous No creo Gerardo escribió:

Aun cuando soy consciente de que es una expresión que no se ajusta en absoluto a la habilidad crítica que Gerardo demuestra tanto en esta entrada como en otras, por ser una expresión religiosa, la única palabra que se me ocurre tras leer la entrada y el último comentario de Gerardo es:

AMEN

Sí señor, no es que me lo tome como un decalogo a seguir, pero hay que decir que si se podian poner los puntos sobre sus respectivas ies de manera ejemplar, Gerardo se ha aproximado mucho, si no es que lo ha logrado.

AMEN

11/03/2006 07:06:00 p. m.  
Anonymous poquetacosa escribió:

Leonidas:

Hablando de falsas denuncias, yo conozco un caso aunque no es por "violencia de género" sino por otro delito igualmente mediatizado.

A un señor de mi pueblo, su ex-pareja lo denunció por poseer pornografía infantil. Un registro policial demostró que efectivamente, este señor en sus archivos tenía abundantes fotos de menores desnudos, sobre todo de bebés.

Sabido esto, a nadie le extrañará que el buen señor diera automáticamente con sus huesos en el talego. Pasó en prisión preventiva unos meses hasta que sus familiares pudieron reunir la fianza, y completamente destrozado esperó el juicio.

Salió absuelto.

¿Por qué salió absuelto? Pues sencillamente porque es fotógrafo de profesión, y en el juicio se demostró que todas y cada una de esas fotografías, habían sido tomadas no solo con el consentimiento, sino por encargo expreso de los padres de los menores que aparecían en ellas. Aun así, fue necesario el testimonio de un catedrático de arte que actuo como perito confirmando que aquello era, efectivamente arte y no pornografía.

Yo he visto alguna de esas fotos y la verdad, ahí solo puede ver pornografía una mente enferma. Sin embargo, este hombre, de entrada, prisión preventiva. Y no solo eso, sino que aún ahora y despues de salir absuelto (no se dio tanta publicidad a su absolución como a su detención) tiene que vivir con esa sucia sospecha.

Saludos.

11/04/2006 12:50:00 p. m.  
Anonymous In I Go escribió:

Gerardo, estoy muy de acuerdo con tu último comentario. Sin embargo, quiero hacer una matización.

Si se entiende la discrimicación positiva (ya podrían cambiarle el nombre) como dar mayores oportunidades a personas que, por pertenecer a un grupo habitualmente discriminado, no tienen las mismas posibilidades de acceder a_lo_que_sea (trabajo, estudios, vivienda, alimentación...) me parece justo.

Si, por el contrario, se entiende que una agresión (del tipo que sea) contra una de esas personas es delito, mientras que la misma agresión contra otra persona, que no pertenece a uno de esos grupos, no lo es, me parece injusto. Entiendo que pueda haber agravantes y atenuantes en función de la debilidad, mayor o menos, de la persona agredida, pero no que la ley diferencie, de entrada, entre, por ejemplo, la agresión de un hombre a una mujer y viceversa, calificando esa agresión como delito o como falta, siempre que la agresión sea la misma.

11/04/2006 01:22:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Ajá, POQUETACOSA. Se juntan aquí dos cosas muy delicadas y susceptibles de desatar las furias dementes de tanta gente poco dada a usar la cabeza: Mujeres supuestamente maltratadas y supuestos abusos sexuales a menores.

Toda esa mierda, junto a una legislación que se carga la presunción de inocencia, da mucho pie a que se cometan abusos de toda índole en la que siempre lleva las de ganar la mujer que pone cara de buena y suelta unas lagrimitas.

11/04/2006 02:27:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Poquetacosa, lo que cuentas es deprimente. Espero que a esa malnacida la denunciasen después.

In I Go, también estoy de acuerdo con lo que dices. Las medidas para facilitar la integración de grupos con desventajas no son los mismo que ese establecimiento de ciudadanos distintos ante la ley que apuntas. Eso es un disparate. La verdad es que no sé si eso está pasando (por ejemplo, que un hombre maltratado por su mujer no puede acogerse a las leyes de violencia "de género"). ¿Hay algún ejemplo que puedas contar?

11/04/2006 03:31:00 p. m.  
Anonymous In I Go escribió:

Gerardo, no soy jurista y hablo de lo que dicen que dicen, lo cual no es objetivo.

Pero la Ley de Violencia de Género empieza así:

1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

No la he leído entera, pero parece que de este párrafo se deduce que no es lo mismo ser hombre que mujer cuando se es objeto de una agresión por parte de tu pareja o ex-pareja.

11/04/2006 07:04:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

¡Hostias! Ya sabía que las Leyes son una triste parodia de igualdad a efectos prácticos, pero no tenía ni idea de que esta estúpida Ley de Violencia de Género pudiera llegar a ser tan imbécil como nos dice In I Go. Si en su preámbulo ya nos sale con esa injusticia... Joder, me cago en mis muertos, esto clama al cielo.

A ver, quede claro que soy hombre (una desgracia de la Naturaleza que me ha tocado vivir), pero por muy hombre que sea creo en la IGUALDAD, pero la de verdad, no ésa que muchas mujeres se sacan de la manga para obtener ventajas, y que lejos de ser una igualdad aboga por los privilegios para las féminas.

In I Go, si es verdad lo que dices, y si yo fuera mujer, me sentiría insultada. Pero claro, para eso hay que ser ante todo persona, y muchas damas llevan ya mucho tiempo adiestradas como otra cosa.

Y ahora a ver quién es el guapo que sugiere derogar esta Ley... Uy, será linchado, así que nos vamos a comer de por vida esta estupidez.

Ah, otra cosa, para Gerardo: "varón, incluso con la discriminación positiva, ¿preferirías cambiar tus oportunidades en la vida laboral por las de una mujer? Yo no". Pues yo sí. No sé cómo andarán las cosas por ahí, pero sé cómo andan en la única profesión que he conocido (la milicia) y ojalá fuera yo una mujer en el Ejército. Mentiras, mentiras, mentiras, todo son mentiras...

11/04/2006 09:09:00 p. m.  
Anonymous Pedro Gimeno escribió:

AGRA dice:

«Lo que diferencia el maltrato femenino es que tiene un componente adicional, la discriminación sobre la mujer (machismo), que hace que sea un problema muy extendido (de lo que dan cuenta las cifras de muertes),»

O sea, que si soy machista soy un potencial asesino, ¿es eso?

Aquí falla algo. Yo me reconozco machista (lo siento por los políticamente correctos) y nunca haría daño a mi pareja por ese motivo. ¿Quién ha estado en la piel de un maltratador o un asesino de su pareja como para afirmar rotundamente que su machismo sea la causa única o siquiera principal de tal aberración?

¿No habrá que buscar una causa más próxima a la realidad que el machismo propiamente dicho?

Si se juntan en una sola persona varias cualidades, sobre todo y ante todo ser violenta, pero también ser intransigente con las ideas de los demás, tener poco aguante, quizá ser algo misógino y, ahora sí, sentirse dueño de su pareja (que es una de las formas del machismo), es muy probable que estemos ante un maltratador o potencial asesino. Quitemos la parte sexista y estaremos ante un indeseable que también podría ser un asesino (caso de las discusiones resueltas con una escopeta de caza, por ejemplo, que curiosamente ¡NO se suelen dar entre mujeres! ¿Dónde está el machismo ahí?).

Una pregunta para la reflexión: ¿no se estará confundiendo machismo con misoginia? Para no enredarnos en una discusión semántica, ya que la palabra puede ser controvertida, apelo a la autoridad del DRAE respecto a su significado: el machismo se define como la «Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres». Estoy dispuesto a aceptar otras definiciones si alguien considera una mejor con posibilidad de consenso, pero para las discusiones semánticas el DRAE suele tener la última palabra.

Respecto a la discriminación positiva, me parece un peligro porque induce a situaciones como, en el caso de la d. p. laboral, colocar a alguien en un puesto para el que no es competente, sólo a causa de esa discriminación, con lo que el resultado del trabajo es peor. Creo que hoy en día la accesibilidad a los estudios está bastante equilibrada en cuanto a sexos, de modo que me parece que en el campo laboral lo que debería contar es si la persona es competente o no, exclusivamente.

Desde mi filosofía de "vive y deja vivir", si yo no soy responsable de discriminación "negativa" me toca las narices que me hagan pagar por algo que es culpa de otros. Si un mierda no deja acceder a ciertos puestos de trabajo a mujeres, no tengo por qué pagarlo yo sólo porque alguien quiera darle la vuelta a la tortilla impidiendo acceder a ciertos puestos de trabajo a varones. Resolver una injusticia con otra injusticia no es justicia, es venganza.

Tal vez el problema sea que en el entorno en que vivo no aprecio discriminación, no lo sé.

-- Pedro Gimeno

11/05/2006 05:34:00 p. m.  
Anonymous Pedro Gimeno escribió:

In I Go, gracias por el enlace. Otras perlas que leo en la misma Ley:

Artículo 2. Principios rectores.

A través de esta Ley se articula un conjunto integral de medidas encaminadas a alcanzar los siguientes fines:

a) [...]

b) Consagrar derechos de las mujeres víctimas de violencia de género, exigibles ante las Administraciones Públicas, y así asegurar un acceso rápido, transparente y eficaz a los servicios establecidos al efecto
.

O sea, a los varones que son víctimas de la "violencia de género" (yuck) que les den por el culo.

Veremos si con esa ley el abuso de la indefensión de los varones alcanza las cotas esperables en la conducta humana. Espero que mi pareja no se percate de la indefensión a la que estoy subyugado, que es muy bruta :)

-- Pedro Gimeno

11/05/2006 07:14:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Por lo que veo, mi ejemplo hipotético de discriminación "que un hombre maltratado por su mujer no pueda acogerse a las leyes de violencia de género" no era nada hipotético. Parece un error que no lo hayan redactado de manera neutral. Si se quería dejar constancia de que la ley se hace como respuesta a la violencia contra la mujer, porque es evidente que es necesaria por eso, se podía haber mencionado; pero la ley no puede ser solo para un sexo, ni siquiera hacía falta redactarla de esa manera, no sería menos efectiva siendo neutral, ya que de todas formas va a ser aplicada casi solo a mujeres, como vemos por los datos.

Leónidas dijo: [Pues yo sí. No sé cómo andarán las cosas por ahí, pero sé cómo andan en la única profesión que he conocido (la milicia) y ojalá fuera yo una mujer en el Ejército.]

En eso no puedo llevarte la contraria. Cuando hice esa afirmación ya pensé en especificar que el problema seguramente no es el mismo con funcionarios y similares. Aunque también se cometen irregularidades en las oposiciones, la selección de los empleados es menos manipulable que en el mundo laboral no controlado por el Estado, donde las diferencias son las que sabemos.

Pedro Gimeno: [O sea, que si soy machista soy un potencial asesino, ¿es eso? Aquí falla algo. Yo me reconozco machista (lo siento por los políticamente correctos) y nunca haría daño a mi pareja por ese motivo. ¿Quién ha estado en la piel de un maltratador o un asesino de su pareja como para afirmar rotundamente que su machismo sea la causa única o siquiera principal de tal aberración? ¿No habrá que buscar una causa más próxima a la realidad que el machismo propiamente dicho? Si se juntan en una sola persona varias cualidades, sobre todo y ante todo ser violenta, pero también ser intransigente con las ideas de los demás, tener poco aguante, quizá ser algo misógino y, ahora sí, sentirse dueño de su pareja (que es una de las formas del machismo), es muy probable que estemos ante un maltratador o potencial asesino. Quitemos la parte sexista y estaremos ante un indeseable que también podría ser un asesino.]

Creo que, antes de nada, deberíamos fijar un significado para machismo, ya que esa definición tan suave de diccionario dudo que concuerde con la idea que tenemos de machismo, que yo creo que es más bien algo como que "las mujeres son unos seres que deben vivir sometidos al hombre y de menos valor que él".

No es que si eres machista seas un asesino. No creo que mucha gente crea esa simplificación. Hay asesinos no machistas. Hay machistas no asesinos. Y hay asesinos machistas, que cuando cometen un crimen y matan a su mujer es debido a una falta de inhibiciones por su ideología y educación. Cometen un asesinato sexista. Si se llama violencia sexista, machista, o lo que sea, a la violencia contra la mujer en la pareja es debido a que las estadísticas indican que el agresor es un marido o pareja bastante moro, hablando pronto (y sin hablar pronto, la prevalencia en Melilla es de once veces la media nacional, en 2005).

La personalidad del violento es compleja para reducirla a un solo factor como el machismo, la mayoría de este tipo de agresores han crecido en hogares violentos, donde la madre era tratada de esa manera. Los adultos violentos mayoritariamente se han educado con violencia. Pero, así como se aprende la violencia, se aprende también a quién está bien o mal dirigirla, una persona que es extremadamente violenta y cruel con perros puede no serlo en absoluto con las personas. Quiero decir con esto que la violencia contra la mujer es una violencia específica que viene de la mano de una cultura de discriminación de la mujer: la vivieron de pequeños los que atacan y la vivieron de pequeñas las que la soportan durante años. Cultura que, por cierto, se combatiría más eficazmente con educación que penando más a los infractores, como toda la violencia.

[Respecto a la discriminación positiva, me parece un peligro porque induce a situaciones como, en el caso de la d. p. laboral, colocar a alguien en un puesto para el que no es competente, sólo a causa de esa discriminación, con lo que el resultado del trabajo es peor. Creo que hoy en día la accesibilidad a los estudios está bastante equilibrada en cuanto a sexos, de modo que me parece que en el campo laboral lo que debería contar es si la persona es competente o no, exclusivamente.]

Si eso sucediera, estupendo, que se evalúe a la gente por su trabajo y su competencia. Pero es que eso en el mundo real no se cumple, ya que el hecho es que a las mujeres se las contrata menos, se las asciende menos y se les paga menos. ¿Es porque son menos competentes o porque lo son a veces más pero se prefiere a un hombre? Reconozco el argumento de que favorecer a una mujer es una discriminación por sexo, pero no me vale porque, si no la favorecemos, se sigue dando que a las mujeres se las contrata menos, se las asciende menos y se les paga menos, lo que también es una discriminación por sexo, más numerosa. ¿Dejamos entonces eso como está? En EE.UU. sucede lo mismo con los negros y la discriminación positiva pasa a ser por el color de la piel. ¿También es mejor dejarlos como están? Eso es desentenderse de los ciudadanos. Alguna medida hay que tomar, digo yo. Si no esta, una mejor; pero algo.

[Resolver una injusticia con otra injusticia no es justicia, es venganza.]

No creo que sea una venganza, sino forzar la integración de un grupo discriminado.

[Veremos si con esa ley el abuso de la indefensión de los varones alcanza las cotas esperables en la conducta humana.]

Podría ser, pero eso no sucede ahora. Mejor que con posibilidades trabajemos con la realidad, que es que la violencia contra la mujer es una plaga que no existe a la inversa.

[Espero que mi pareja no se percate de la indefensión a la que estoy subyugado, que es muy bruta :)]

Dígale de mi parte a su pareja que no abuse de usted. Eso ha de ser porque está ebria por su posición privilegiada como directora, editora y redactora jefa de un blog. Es demasiado poder. :)

11/05/2006 11:51:00 p. m.  
Anonymous mistermaguf escribió:

“hecho es que a las mujeres se las contrata menos, se las asciende menos y se les paga menos.”

Eso es una afirmación que merecería cuanto menos un análisis estadístico riguroso. Me explico: La difusión de este tipo de “opinión encubierta” disfrazada de de crónica periodística neutral, es algo tan habitual como la discriminación positiva realizada por la prensa con respecto a la violencia masculina.

Muchas de las interpretaciones que suelen publicarse en éste sentido equivocan o malinterpretan las estadísticas a las que se refieren. En este sentido, recomiendo leer las varias entradas que el blog “malaprensa” ha hecho al respecto.

Por ejemplo, es habitual que se comparen salarios que muchas veces corresponden a cargos similares, pero con marcadas diferencias en carga horaria. Otro error habitual es suponer que, si actualmente hay, por ejemplo, el mismo número de graduados varones y mujeres en tal profesión, esto debe corresponderse instantáneamente con una tasa de ocupación y promoción similar en el ámbito laboral, lo cual es una falacia.
Gran parte de los cargos superiores en muchas profesiones, que habitualmente recaen en personas relativamente mayores, se corresponde con el porcentaje de profesionales en ese rango erario. ¿Qué hay más directores de empresa de 50 años varones que mujeres?
Pues claro, porque cuando esas personas ingresaron al mercado laboral, hace 25 o 30 años, la proporción de egresados masculinos era muy superior a los femeninos, -en especial en muchos sectores tecnológicos.

Sin ánimo de extenderme demasiado, hay muchas razones que explican las diferencias laborales que existen en la actualidad entre varones y mujeres que no implican en absoluto discriminación sexista. Y mientras más se analiza, más parece no existir la discriminación sexista laboral como regla general, y sí parece que la cuestión tiene mucho más que ver con la relación rendimiento-beneficio que aportan los individuos, más allá de su sexo, al modelo de producción capitalista.

En todo caso me parece mucho más razonable considerar qué parámetros productivos dominan en el mercado laboral, porque de ésta manera quedaría más claro que la explotación de la fuerza de trabajo sólo se fija en rendimientos y disponibilidad, cuando se nos trata de hacer creer que se centra en el sexo de cada quién.

Por supuesto que con esto que digo no intento negar los casos de discriminación que efectivamente existen. Pero me parece que si analizáramos rigurosamente los datos disponibles, no sería tan fácil convencer a la opinión pública de que “son malos porque son sexistas”, y sería más fácil dejar de ver el árbol que nos tapa un bosque diseñado en términos de lucro y beneficio capitalista, que hasta donde entiendo, no se fija demasiado en lo que hay entre las piernas de sus empleados, sino en la tasa de rendimiento esperable.

11/06/2006 01:40:00 a. m.  
Anonymous mistermaguf aclara que escribió:

Donde dice "el porcentaje de profesionales en ese rango erario", debe decir "etario", claro.
Maravillas del corrector automático del word, que es bastante limitadito en su vocabulario.

11/06/2006 01:44:00 a. m.  
Blogger AGRA escribió:

Pensaba contestar a Pedro Gimeno (por alusiones) pero ya lo ha hecho Gerardo en los puntos fundamentales. Pero no dejaré pasar la oportunidad de repetir que en lo que fundamentalmente discrepo del apunte inicial de Gerardo y de algunos comentarios posteriores es en la posibilidad del ocultamiento deliberado en los medios de comunicación de la información del maltrato a hombres por parte de sus parejas femeninas. Supongo que si se ofreciera el dato de muertes o agresiones con este componente "doméstico" (lo cual no deja de ser por supuesto controvertido) y se diferenciara entre víctimas masculinas y femeninas se podría aportar una prueba importante a dicha hipótesis. Yo por mi parte sí he visto en televisión crónicas de maltratos a hombres y entiendo que si no hay más es porque el fenómeno es anecdótico (pero sin el dato anterior es simplemente mi hipótesis).

Por otro lado no dejo de percibir en muchos de los comentarios el intento de minimizar la existencia de discriminación negativa contra las mujeres y de la violencia asociada (y no hablo sólo de la violencia física: el mismo cuestionamiento de las capacidades personales o profesionales de una persona sólo por ser mujer es ya una forma de agresión), lo cual no puedo evitar enmarcar en una actitud entre machista y misógina. Sobre todo cuando se utiliza argumentos tan falaces como lo mal hecha que está la Ley de violencia de genero (en su día fue motivo de debate entre expertos en derecho) o los peligros de la discriminación positiva.

Aunque no parecía necesario, hago estos comentarios con animo de mantener viva la polémica ya que tengo interés en ver como en una bitácora escéptica se leen cosas que hacen tan poco honor al concepto de "pensamiento crítico".

Lupe

11/06/2006 10:25:00 a. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Mistemaguf, acepto las objeciones sobre las informaciones en la prensa, pero no son lo mismo las noticias chapuceras que los estudios de, por ejemplo, la Comisión Europea o el INE, que afirman que la discriminación persiste. Me cuesta más ponerlos en duda.

Lupe, claro que hay violencia contra el hombre. No creo que al 20% de los casos se les pueda llamar anecdóticos. Yo sigo pensando que son muchos para lo poco que se ven, por lo menos en la TV. Una noticia sobre el tema, que documenta varios casos, en El mundo.es. No deja muy bien a los ministerios de Asuntos Sociales e Interior:

PARRICIDIOS / JUSTICIA DESIGUAL
¿Y SI ELLAS COMENZARAN A MATAR?


A JORDI GIRONELLA lo asesinó su pareja el día de Año Nuevo, pero no pasará a engrosar la lista de víctimas mortales de la violencia de género por ser hombre. Algunas voces comienzan a alzarse contra la aplaudida ley integral. ¿Discrimina al sexo masculino?


ANA MARIA ORTIZ-. El sábado 31 de diciembre, cuando María Adelaida Romero y Jordi Gironella conducían camino de la urbanización Santa Margarita en Roses (Girona), ella ya había decidido que aquel sería el último día de la vida de su pareja. La colombiana, de 51 años, había dejado una nota a su hija advirtiéndola: «No nos esperes, que no regresaremos ninguno de los dos». Ni siquiera la cena romántica de Fin de Año, en un restaurante frente al mar Mediterráneo, le hizo cambiar de planes. El día siguiente, domingo de Año Nuevo, los Mossos d'Escuadra que acudieron al apartamento alertados por la hija encontraron a la mujer subida en su Rover 200, a punto de abandonar el lugar. «Ha tenido una muerte dulce», les dijo a los agentes.

Jordi Gironella, 50 años, empresario, yacía muerto en la cama.María Adelaida, auxiliar de enfermería, había aprovechado sus conocimientos médicos para sedarlo primero y degollarle luego el cuello con un bisturí. Al parecer, lo hizo por celos, porque creía que él se veía con otra mujer. El suicidio de ella, también proyectado, quedó resuelto con un ligero lavado de estómago.

Jordi Gironella es una de las tres personas que el día de Año Nuevo fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas. Pero a diferencia de las otras dos (mujeres), él no pasará a engrosar la lista oficial de víctimas mortales de la violencia de género.Tampoco Antonio López, de 50 años, uno de los últimos asesinados de 2005. Fue el 9 de diciembre, en el cortijo Los Guiraos, a dos kilómetros de Vélez Rubio (Almería). Su esposa, de 47 años, le disparó con una escopeta, lo metió en una bolsa de plástico y lo enterró en una zanja a 100 metros de su vivienda.

Sólo las mujeres asesinadas en el entorno familiar son consideradas víctimas de la violencia de género. Los hombres no. Ni el Observatorio de la Violencia de Género, dependiente del Ministerio de Asuntos Sociales, ni el Ministerio de Interior saben decir el número de hombres asesinados por sus parejas en los últimos años. La no publicación de estos datos y la polémica suscitada sobre si algunos puntos de la novata Ley Integral contra la violencia de género son discriminatorios con el hombre han hecho que algunas voces se alcen en su contra. Se preguntan si en el loable afán de acabar con la lacra de la violencia contra la mujer no se está siendo injusto con el hombre. ¿Y si ellas comienzan a matar como ellos?

Fue curiosamente una mujer la primera en poner la Ley contra las cuerdas. El pasado agosto, la jueza María Poza, titular del juzgado número 4 de Murcia, planteaba una cuestión de inconstitucionalidad aún sin resolver. Poza consideraba que el hecho de que la ley imponga penas distintas en función del sexo del agresor vulneraba tres artículos de la Constitución, entre ellos el principio de igualdad. Así, si un hombre agrede a una mujer y le provoca lesiones físicas o psíquicas se enfrenta a una condena de dos a cinco años de prisión, lo que supone necesariamente su ingreso en la cárcel. A la inversa, si la violenta es ella, el castigo es de entre seis meses y tres años de prisión. Una lesión leve, una amenaza o una coacción es delito (de seis meses a un año) si lo comete un hombre, y sólo falta, castigada con arresto de fin de semana o multa si lo protagoniza una mujer.

No sólo las asociaciones de jueces -Asociación Profesional de la Magistratura o Jueces para la Democracia, por ejemplo-, se han puesto del lado de Poza diciendo que es necesario que el Tribunal Constitucional se pronuncie al respecto. «Creemos que la ley de violencia sexista no es constitucional», ha dicho también Empar Pineda, portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Feminista, dando voz a otras 150 mujeres entre las que están las escritoras Rosa Regás, Almudena Grandes o Rosa Montero.

«¿Sabe la gente que un hombre, aunque haya sido reconocido como víctima de maltrato, no podrá usar ninguno de los recursos, como casas de acogida, que el Estado pone únicamente a disposición de las víctimas femeninas?», se pregunta Jesús Arapiles, director de la Oficina del Defensor del Hombre y sus hijos, una ONG que ha sido denunciada por varios colectivos femeninos por apología del maltrato. En su página web, para denunciar que muchas mujeres acusan falsamente a los hombres, utilizan los siguientes términos: «Mujer. Ahora, con la inapreciable ayuda del sistema judicial, puedes darte el gustazo de hundir a tu ex, sacarle un buen dinero, quitarle los hijos y hasta encarcelarlo...».

Pero este colectivo no es el único que ha sembrado dudas sobre la honestidad de algunas mujeres a la hora de acudir a la Justicia.Cuando la decana de los jueces de Barcelona, María Sanahuja, afirmó que las denuncias falsas por malos tratos habían aumentado considerablemente hubo quien pidió que la apartaran de la carrera judicial. «Es un bulo muy generalizado que está en el ambiente y que hace mucho daño a la víctima porque le hace perder la credibilidad», replica Angela Alemany, presidenta de la Asociación Mujeres Juristas Themis.

¿Pero, cuántos son realmente los hombres maltratados? Si hacemos caso a las denuncias (55.155 presentadas por mujeres el año pasado hasta noviembre y 10.214 interpuestas por hombres) apenas sería uno por cada cinco mujeres. Los últimos datos de víctimas mortales masculinas, referidos a 2003, antes de que entrara en vigor la Ley, hablan de 13 muertos frente a 66 mujeres. Y hay que acudir a los titulares de los medios de comunicación para hacerse una idea de los varones muertos el año pasado: «Un alemán es asesinado por su ex amante en Mallorca», «Una mujer asesina en Toledo a un hombre al que conoció por un anuncio de contactos», «Una mujer y su hermano asesinan al novio de ésta», «Un hombre es asesinado por su pareja sentimental en Torrejón de Ardoz», «Una mujer mata a su marido en Oviedo y luego se suicida lanzándose con su choche pro un acantilado», «El hombre hallado muerto en Córdoba fue asesinado por su compañera sentimental», «Muere un joven de 19 años tras recibir un disparo de su novia», «Una toxicómana mata a su novio, lo amortaja e intenta quemarse viva dos días después del crimen»... Falta en la lista Bartolo Ferrer, alcalde de Formentera por el PSOE entre 1987 y 1990. El 9 de enero del año pasado ingresó en coma en un hospital de Ibiza después de que su ex mujer le pegara una paliza. Falleció 30 días después.

Dicen los expertos que la mujer, por lo general, recurre a la violencia como arma defensiva ante una situación de opresión.«La violencia de la mujer hacia el hombre suele ser reactiva y busca acabar con la relación», asegura el forense Miguel Lorente, «la del hombre hacia la mujer es para imponerse y busca perpetuar la relación».

El año ha comenzado trágicamente. Además de Jordi Gironella, cuatro mujeres han muerto a manos de sus parejas o ex parejas: Pilar Pacheco, de 39 años, Begoña Bohoyo, de 40, Marie Sumi, de 26, y una marroquí asesinada en Marbella cuya identidad no ha trascendido.

11/06/2006 11:59:00 a. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Y no quiero dejar de comentar que esta está siendo una discusión interesantísma. Más de lo que podía esperar. Gracias a todos los que participan.

11/06/2006 12:06:00 p. m.  
Anonymous mistermaguf escribió:

Sin duda muy interesante el artículo citado.

Lo que me parece el punto crítico de la cuestión es el encuadre legal del tema, que por lo visto, reemplaza el concepto de "violencia doméstica" por el de "violencia de género", con lo cual se carga cualquier principio de igualdad, máxime si considera penas distintas a agresiones iguales: si es así, diría que se trata de un escándalo jurídico.

Demás está decir que con ese criterio, cualquier delito cometido por una mujer debe tener condenas más leves que si los comete un hombre.
Sin dudas, una legislación como ésta es completamente inconstitucional y predispone al abuso por parte del supuesto beneficiario.

Y por supuesto, recalco que este comentario no pretende desconocer que la mayoría de las agresiones físicas domésticas son producidas por varones, pero aún sí hubiera una sola agresión femenina por cada 1000 masculinas, esto no puede ser motivo de discriminación jurídica por motivos sexistas.

Decías, Gerardo:
"Sobre la corrección política, la verdad es que no pienso que esté tan mal incluso cuando es un prejuicio estúpido, al menos comparándola con otros prejuicios peores."

Pero si esta "corrección política" avanza por encima de un elemental principio de equidad jurídica, el plato está servido para los males peores.

Saludos, Mistermaguf

11/06/2006 07:08:00 p. m.  
Anonymous No creo Gerardo escribió:

No puedo estar más de acuerdo con Mistermaguf.

No sabría dar datos precisos, pero planteemosnos una pequeña historia.

Supongamos que hace unos años, ante las espeluznantes palizas de maestros a sus alumnos, algun gobierno, no se cual, decidiese poner freno haciendo leyes que protegieran a los menores.

Imaginemos a algun grupo de escépticos discutiendo sobre la calidad de esas leyes y sobre si ponían freno a los abusos o daban alas a nuevos tipos de abusos.

No sé si la historía sería así, o no, quizá incluso exagero, pero lo que esta claro es que, en caso de que alguién viera el final de esas hipotéticas leyes, hoy debe estar mordiendose los puños mientras ve, quizá incredulo, videos de ex-alumnos violentos dando brutales palizas a maestros. Palizas que lo políticamente correcto hace que, en los telediarios, se califiquen de "PELEAS".

No voy a defender la violencia cualquiera que sea su motiviación, de hecho, dudo que haya motivación para la violencia.

Ahora, esta ley, dibujada con los colores que aquí se estan viendo, provocará maridos amoratados sin defensa jurídica alguna como otra, en su día igual de necesaria, ha provocado maestros amoratados sin defensa jurídica alguna. Quizá exagero, pero creo que lo que esta en juego es para mirarselo muy de cerca ¿no?

11/06/2006 07:25:00 p. m.  
Anonymous In I Go escribió:

A propósito de la denominación de esta polémica ley, hay un informe de la RAE de 2004, en el que sugiere la utilización del término "violencia doméstica o por razón de sexo" en lugar de "violencia de género".

Se puede ver en la web de la RAE, pinchando (a la izquierda) en 'Area lingüística'.

11/06/2006 09:41:00 p. m.  
Anonymous Julio escribió:

Recuerdo haber discutido con mi madre y mi (en aquel entonces)novia acerca de la ley de violencia de género antes de que la aprobaran. Yo decía que era inconstitucional porque efectivamente imponía penas distintas para el mismo delito según el sexo. Y me justificaban que tenía que ser así porque la mujer siempre era la víctima, y había que defenderla mejor de esta forma.

El caso es que la Ley se redacto de esa forma sexista a sabiendas, y creo que en su momento ya se levantaron voces diciendo que eso no podía ser válido. A pesar de lo cual, los señores gobernantes, ávidos de votos (o de una buena imagen más bien, que fue a principio de legislatura) la impulsaron y aprobaron. No recuerdo si hubo votos en contra, pero seguro que les crucificarían por oponerse.

Respecto a las medidas de discriminación positiva de tipo "administrativo"(trabajos, cuotas, etc.., no penal o judicial), personalmente, no me gustan, aunque puedo entender que sean necesarias de forma transitoria. El peligro, es que se perpetúen, sin llegar a alcanzar nunca una igualdad real, sino impuesta (que nunca será igualdad)

11/07/2006 01:13:00 p. m.  
Anonymous mistermaguf escribió:

"hay un informe de la RAE de 2004, en el que sugiere la utilización del término "violencia doméstica o por razón de sexo" en lugar de "violencia de género".

Me parece que denominarla "por razón de sexo" no es distinto que "de género".

Como alguien comentaba antes, no puede afirmarse apriori que una pelea conyugal sea provocada por "violencia en razón de sexo", o de "género": la causa de la agresión puede ser de lo más variada. Desde ya que cualquier tipo de agresión debe castigarse: y es por eso que la figura de "violencia de género" me parece cuanto menos confusa.

Este encuadre predispone a creer que cualquier agresión doméstica (aún cuando sea provocada por el varón) tiene un origen machista, lo cual es absurdo. Existen muchas agresiones domésticas en las que hay mujeres involucradas. ¿Eso cambia la situación? Si un varón agrede a su hermano, ¿debe tener una condena menor que si hubiera agredido a su mujer?
En cualquier caso, la investigación sobre la agresión determinará cuales fueron las causas, y por supuesto que deben considerarse todos los agravantes del caso, (alevosía, indefensión física, etc), pero esas consideraciones están ya debidamente enmarcadas.

A mi juicio, éste tipo de figuras puede tener un efecto social muy nocivo, porque tiende a establecer una serie de valores sociales que en vez de afirmar la igualdad de derechos (que se supone es el objetivo de la razón jurídica), los pone en cuestión, perpetuando la idea de que una mujer posee cierta diferencia ontológica con el hombre a efectos legales.

En fin, "discriminación positiva" no deja de ser discriminación a secas, y más allá de quién sea el beneficiario del caso, me parece inadmisible.

11/07/2006 02:25:00 p. m.  
Anonymous In I Go escribió:

Mistermaguf, el informe de la RAE lo he sacado a colación del comienzo de la entrada de Gerardo. Es un problema de utilizar correctamente el idioma en escritos institucionales. Las personas (y los animales) en castellano no tienen género, sino sexo. En inglés (americano) sí tienen gender, y no sólo sex, que parece ser que a ciertas mentes puritanas no acabó de gustar en su día. Es lo que quería indicar en mi primer comentario, que luego he descubierto que coincide con lo que, en su día, opinó la RAE.

Creo (no tengo datos que aportar) que esta ley viene, en parte, del hecho que algunos jueces se desinhibían cuando les venían asuntos 'domésticos'. arguyendo que no se querían meter en lo que pasaba 'dentro de casa'. En ese sentido, me parece positivo que haya una ley de este tipo. Pero lo que no me parece de recibo es que sólo se circunscriba a las agresiones del hombre hacia la mujer. Si éstas son mayoría (o inmensa mayoría), una ley en la que no se planteara la discriminación positiva mal entendida, es decir, una ley en la que no se hiciera tan evidente la diferenciación de sexos, serviría exactamente igual para los fines que pretende. En otras palabras, si el 80% de las agresiones de este tipo lo son del hombre a la mujer, y el 20% en sentido contrario, una ley no diferenciadora protegería al 80% de mujeres y al 20% de hombres del conjunto total de agresiones. Una ley diferenciadora sólo protege al 80% de las agresiones, y no al 20% restante. Yo la veo injusta e incostitucional, como he dicho antes.

Por otra parte, Julio, el término discriminación positiva no me gusta nada. Simplemente porque se utiliza la palabta discriminación. Sin embargo, que existan facilidades para el acceso al trabajo, estudios... a personas que, por las razones que fueren, lo tienen más difícil que los demás, me parece bien. En el fondo todos sufrimos y gozamos hoy de esa discriminación. Pagamos unos impuestos, que nos revierten o no, tenemos una sanidad y una enseñanza más o menos gratuita, que tambiém pagan otros que no utilizan o utilizan menos... La transitoriedad la entiendo para aquellos que están en una situación desfavorable, mientras estén en esa situación. Pero siempre habrá alguien, y podemos ser cualquiera de nosotros en un momento determinado, que se encuentre en esa situación.

11/07/2006 07:24:00 p. m.  
Anonymous Julio escribió:

In I Go
No se hasta que punto son comparable las "ayudas a la mujer" (por evitar decir "discriminación positiva" ;), con otro tipo de ayudas. Hay desigualdades que siempre van a exisitir, como la de pobres/ricos, y por eso ese tipo de ayudas siempre van a existir. Y se dejan de prestar a quien las necesitaba cuando deja de estar desfavorecido, o para dársela a otro que la necesita más.

En cambio, una mujer nunca dejará de ser mujer. Las ayudas de deberían eliminar cuando desaparezca la desigualdad en acceso al trabajo, salarios, etc etc. Y esto es eliminar todas las ayudas, no dejar de dárselas a unas para dárselas a otras, porque desaparece el motivo de desigualdad.

Mi recelo está en qué pasará cuando se decida eliminar estas ayudas. ¿Empezarán a gritar las feministas que volvemos al machismo? ¿se dejarán entonces las ayudas de forma permanente por aquello de ser políticamente correctos?.

Por poner un ejemplo con otro tipo de ayudas, los fondos que recibimos de la UE, las recibimos por ser los pobres de Europa. Cuando sacamos pecho diciendo que la economía va bien, y damos la impresión de que somos más ricos, cuando llegan otros países más pobres que necesitan los fondos más que nosotros, entonces vociferamos que no nos quiten las ayudas. ¿en qué quedamos? Somos de los ricos, pero seguimos queriendo los fondos.

(Pensamiento al margen: ¿Un transexual que se convierte de mujer en hombre, dejaría de percibir las ayudas de la discriminación positiva?)

11/08/2006 11:18:00 a. m.  
Anonymous In I Go escribió:

Julio,

Mi comentario era general. En cuanto a lo que planteas, estoy de acuerdo. Me parece bien que existan ayudas mientras existan desigualdades reales. Si éstas desaparecen, las ayudas deben desaparecer.

El pensamiento al margen, como idea divertida está bien. Pero los transexuales ya pertenecen a otra minoría o grupo diferente: gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. Espero que algún día puedan desaparecer como grupo, porque se les considere 'gente normal'.

11/08/2006 01:33:00 p. m.  
Anonymous Julio escribió:

Espero que algún día puedan desaparecer como grupo, porque se les considere 'gente normal'.

Amén. No podría estar más de acuerdo. Y es válido tanto para grupos gays/lesbianas/etc.. como para hombre/mujer.

Explícome. De vez en cuando tenemos noticias de "la primera mujer que sube al K2" o "...que comanda el transbordador espacial" o similares. Y lo mismo si es un hombre. El día que no se de importancia al sexo de quien haga la gesta, será un buen paso.

11/08/2006 01:53:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Pues tras leer la información que aportáis sólo me cabe decir que las cosas están peor de lo que yo pensaba, y mira que ya pensaba que estaban mal.

Qué buen e instructivo debate...

11/09/2006 03:59:00 p. m.  
Anonymous NoY escribió:

Vamos a ver, el problema es ver más o menos humana a auna persona por lo que tiene entre las piernas (lo cual me parece una somera estupidez)... Hay unos cuantos estudios psicológicos que desvelan que la cuestión del sexo no nos hace màs agresivos a unos que a otras; LA VIOLENCIA ES UNA CUESTIÓN SOCIAL, NO SEXUAL!! Si te educan para gritar en el fumbol y querer ser policía para poder pegar tiros (o para que vistas a las muñequitas y juegues a ser mamá), algo influirá, ¿no?

En cuanto a la discriminación positiva, solo diré que después de aguantar a una novia maltratadora durante casi siete años, casi acabo teniendo problemas muy serios el día que decidí repeler una agrsión (por ser un hombre).

No hay géneros, sólo personas!!

12/13/2006 05:27:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Lo sé, lo sé, NoY.

Conozco (un pelín) a este chicho y puedo decir a la platea que fue maltratado psicológicamente y físicamente por su pareja hembra. Pues bien, hay gente que no lo cree a día de hoy porque ella es la mujer. Así están las cosas.

PD críptica: Tienes que venir a por el calavero, NoY.

12/14/2006 08:49:00 a. m.  
Anonymous Inconformista escribió:

No Creo Gerardo (última vez que firmo con este Pseudonimo, lo juro)

En referencia a lo que dice NoY sobre la educación, recuerdo que hace algunos años ohí hablar de un estudio en que a un grupo de niños se les había educado para jugar con jueguetes machistas (niñas con fregonas, cocinitas...y niños con pistolas...)y a otro grupo con juguetes neutros (nada que influyese en el sexo). Creo que el resultado era que el segundo grupo tenía menos tendencia a la diferencicación sexual (lo que reafirmaría lo dicho por NoY) pese a que algunos tomaron una cierta tendencia a elegir juguetes según su sexo, aunque nada demostraba que no estubieran influenciados por sus padres.

¿Alguien sabe más del experimento? Lo he buscado pero no encuentro información en internet y, en todo caso se puede deber a mi propia desinformación.

Un saludo

12/18/2006 11:53:00 a. m.  
Anonymous Miri de los bosques escribió:

Bueno, yo quiero comentar tu entrada desde un punto de vista un poco neutral.
1) Pienso que en general la violencia dentro de la pareja la sufre con mucha más frecuencia la mujer, no sólo porque el hombre sea físicamene más fuerte sino por otras cuestiones estructurales y culturales que asocian erróneamente al hombre la capacidad, incluso en algunos ámbitos la obligación, de dominar a la mujer. Hay un problema concreto: las altas cifras de malos tratos a mujeres en la pareja provocados por un problema cultural de dominancia del varón. Bien, pues se hace una ley que aborde dicho problema, y no otros. Otros malos tratos, como los perpetrados a los niños, se abordan en otras leyes como la ley del menor. Y los malos tratos a los hombres, que también son malos tratos y habría que regular, son un caso diferente, porque lo del maltrato a la mujer en pareja no es sólo un poblema de violencia, sino que hay mucho más detrás, hay cuestiones culturales que lo hacen muy diferente al del maltrato hacia el hombre.
2) Sí que es cierto que también los hombres que reciben malos tratos deberían estar amparados por la ley. Si no por esta, al menos por alguna otra. Porque si bien es cierto que físicamente la mujer puede estar en inferioridad para defenderse, no es ese el caso, por ejemplo, del maltrato psicológico. Y este sí es frecuente que se de perpetrado por mujeres a sus parejas.

Y claro, en el caso de que una mujer maltrate a su marido, es cierto que él tiene la capacidad de defenderse porque seguramente sea más fuerte. ¿Pero es eso lo que debe hacer? Entonces, ¿Qué puede hacer? ¿Emplear esa capacidad y defenderse (o sea, pegarle un castañazo a la parienta)? Evidentemente no, porque además sería él quien cargue con las culpas del conflicto entero. ¿Aguantar lo que le llueva? Evidentemente tampoco, nadie puede vivir así eternamente. ¿Denunciarla? Parece razonable, pero si la cosa acaba en un divorcio no se garantiza la custodia de sus hijos, que probablemente quedarían en manos de su mujer maltratadora... difícil situación. Es cierto que habría que regularla... Que suceda en pocos casos no justifica que no sea un problema que haya que plantearse.
Bueno, saludos,
Miriam

12/22/2006 06:18:00 p. m.  
Anonymous Jaumet escribió:

Lo que queda claro es que una amenaza es delito si tienes un pene, y solo una falta si tienes vagina.
Respecto a los maltratos y denuncias falsas, en las prácticas que hice como psicólogo forense vi, y me cofirmaron compañeros médicos forenses, es que en contexto de divorcio, el 99% de denuncias por malos tratos son falsas, así como las de abuso sexual hacia los hijos hechas por las hacia los ex. Con motivaciones claras, quien se asegura la custodia de los hijos se asegura tambien la casa. Eso o un ataque de cuernos si el marido la ha abandonado por otra mujer, es decir venganza. Y muchos, que podrían a su vez denunciar por injurias -tras demostrarse en este 99% que son inocentes- no lo hacen porque sufren parecído síndrome al de la mujer maltratada, es decir justificar a su agresor, miedo a hacerlo por haber sido dominados psicológicamente durante años, por 'no hacer daño a los hijos' a los que su ex predispone en su contra.
Ésta es una mayoría -recordemos, en contexto de divorcio- de la que no se habla por la tele.
A cualquiera que piense un poco por sí mismo no se le escapara que huele un poco que una mujer que haya estado sufriendo malos tratos se espere hasta el pleito del divorcio para hacer la correspondiente denuncia. Que habra agresiones que se hayan iniciado tras la demanda de divorcio? Si, pero una minoría muy minoritaria, porque el que es hijoputa no se espera a que su mujer lo abandone, la pega mucho antes para acabar provocándolo. Lo mismo que una hijaputa no podria contenerse para atacar a su marido tras el divorcio, lo hace cuando este esta a su lado.
Tambien hay que añadir que una parte de estas falsas denuncias no son por iniciativa propia, sino aconsejadas por sus abogados. Y es que los picapleitos tambien tienen sus intereses en esto y todos sabemos que baratos no son. Sé de mas de un caso de falsa denuncia que fue resuelto tras deshacerse la denunciante de su abogado y llegar ambos a un acuerdo negociando con mediadores, los cuales suelen servir para mejorar la comunicacion de las partes enfrentadas y hacerles darse cuenta de que en el fondo ambas desean lo mismo, si excluimos las venganzas sentimentales claro.
La juez decana Maria Sanahuja ya ha denunciado esta realidad, siendo ferozmente criticada por algunas asociaciones feministas que, mas que eso han demostrado ser hembristas. Lo que es peor, perjudican a la mayoría de mujeres -fuera del contexto de divorcio- que de verdad estan sufriendo maltrato y una situación de pesadilla peor que la de 'El resplandor', ya que desvian recursos que deberían servir para ellas, y tambien para los hombres que lo sufran, personas sin distincion de pene o vagina, aunque las que más sufren de estos delitos sean la que poseedoras de vagina.
Como bien se ha dicho, convierten en intocables a las personas que poseen una vagina y en presuntas culpables a las poseedoras de pene. Estos prejuicios podrian ser considerados como fanatismo? Yo diría que si, o como mínimo como venganza.
Se debe hacer una ley efectiva que proteja a las víctimas sin importar si poseen pene o vagina, y sin vulnerar la presuncion de inocencia ni permita abusos ni ventajismos a una parte interesada.

Ésta es mi aportación, en contexto de divorcio hay falsas denuncias a mansalva por dinero o venganza, fuera de este contexto las estadísticas naturalmente se invierten, ya suelen ser denuncias genuinas de autodefensa.

Debemos por ello crear un prejuicio con tra las mujeres denunciantes tras un divorcio? No, sería igual de injusto que el que sufren los hombres ante la falta/delito de amenaas, pero se debe tener en cuenta estos datos a la hora de de evaluar la realidad. Por desgracia, muchos jueces son producto de las escuelas del opus, y aplican su machismo o bien sobreprotector con la mujer, o bien el machismo que la pisotea, pues ambos existen y menosprecian a la mujer, ya sea protegiendola o sometiendola.
Si hasta ahora he hablado con acritud del hembrismo o machismo sobreprotector con la mujer, cual es pues el que la pisotea?
Pues desgraciadamente aquellos casos que llegan a los telediarios, de mujeres asesinadas que habian puesto 20 denuncias, aportando pruebas medicas de agresiones y testigos de amenazas y en cambio su asesino seguia en la calle, porque el juez machista 'pisoteador' asi lo quiso.
Parece ser que a algunas mujeres, y digo algunas, esto les ha llevado a querer buscar venganza contra todos los hombres, y a que el fin de evitar muertes justifique los medios, es decir encausar injustamente a inocentes.

Ea, por el momento ya esta.
Un saludo ;)

12/31/2006 09:00:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Portada

~~~~~~~~~~~~~oOo~~~~~~~~~~~~~


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...