15 octubre, 2006

Una corrección de bigotes para Tumbas sin nombre

¡Si es que se parece un huevo!Amigos de lo ignoto, la tropa del misterio ha vuelto a darnos la razón. Tras pillar otra vez más a Íker Jiménez haciendo maldades, otra vez más ha rectificado uno de sus "misterios". Pero sin mucho ruido, sin advertir de las correcciones, sin admitir errores ni dar explicaciones, como siempre, que eso es cosa de blandengues. Esta manera de actuar es norma en el mundillo, casi me imagino a un paternal Jeta Jeta adoctrinando a sus discípulos, allá en los ochenta: "Recuérdalo siempre, Mofletes Intrépidos, para poder vivir de los misterios tienes que aprender a manipular la información, ocultar todo lo que los desmienta, inventarlos, falsificarlos, cometer fraudes y, si te pillan y se te suben a los bigotes, mentir, negarlo todo, corregir tu versión y no admitirlo jamás. Ya lo olvidarán, hemerotecas o archivos no importan, ¡mira los políticos! Queréis la pasta, pero la guita cuesta. Y ahora es cuando vais a empezar a pagar: con vuestro honor."

      Como recuerdan los lectores habituales de este blog, en julio de 2005 se publicó aquí una crítica de Tumbas sin nombre, el libro de la "imbestigación" de Íker Jiménez y Luis Mariano Fernández sobre las caras de Bélmez. El objetivo de Tumbas sin nombre era "demostrar" con una comparación pseudoforense que las caras de Bélmez coincidían una barbaridad con las fotos de una familia muerta en la Guerra Civil española. Lo más grave que denunciamos varios escépticos era que al lector se le mentía con todo el bigote al ocultar la manipulación de la "prueba" estrella: la foto de un picoleto. En la edición del libro de 2004 se lee en el pie de esta foto en la página 30:
La cara del guardia civil Miguel Chamorro, el padre de familia, nos produjo enorme impacto. No sabemos explicarlo, pero su mirada, su mueca, la expresión de su rostro perdido en el tiempo, nos llenó de inquietud. Enseguida la relacionamos con La Pava, la efigie que lleva más de treinta años en la casa del misterio.

Tumbas sin nombre. Editorial Edaf, S.A. 2004, 2ª ed. ampl. y rev., 1ª imp. “Con las nuevas caras de Bélmez y las últimas investigaciones sobre el fenómeno”.
      En el anuncio que hice de aquel artículo para la Central de enlaces escépticos decía yo que "esta fue una investigación a pecho descubierto y sin red, sin duda la experiencia más terrorífica de mi vida: mediums hipnotizadas, policías magufos, análisis que hacen reír a los forenses y, como adelantaba Dolores Cárdenas en su blog, un nuevo pufo al público del misterio. A mí esto me ha cambiado la vida." Pues parece que también cambió otras cosas, ya que ahora, amigos de lo insólito, en la edición reducida del libro para venta en quioscos (incluida en la colección Íker Jiménez - Enigmas sin resolver), el texto del pie de foto ya no indica lo alelados que se quedaron con la "mueca" (hay que tener bigotes), sino que avisa de la manipulación de la imagen, como era exigible:
Rostro de Miguel Chamorro Sánchez y teleplastia bautizada como la pava. Esta primera comparativa fue creada en los ordenadores de la sala de realización del programa de televisión "Mis Enigmas Favoritos", dirigido por Luis Mariano Fernández. El bigote del guardia civil ha sido modificado hacia abajo, tal y como pudiera permanecer tras seis meses de asedio en el santuario, no llevando fijador tal y como constataron los testigos presenciales del asedio.

Tumbas sin nombre. Página 32. 2005, versión para venta en quioscos para la colección Íker Jiménez - Confidencial - Enigmas sin resolver en coedición de Editorial EDAF, S.A. con Santillana Ediciones Generales, S.L.
      Además de que sigue habiendo trampa en los análisis, el arreglo es tan engañoso que les viene de bigotes, ya que el texto y la foto (p. 32) están demasiado alejados en el libro de su parte capital (pp. 126-9), el informe a todo color con las comparaciones forensoides en el que se sigue leyendo aquello tan lindo de:
La imagen clasificada como "Padre" (Miguel Chamorro) quizás es una de las que más correspondencias guarden con la imagen fotográfica relacionada. […] La ceja derecha, el hueco ocular, el filo de sombra de la nariz, así como el propio bigote, tienen una asombrosa coincidencia, incluso el arco facial de la sombra lateral de la teleplastia coincide casi perfectamente al (sic) mismo arco de la barbilla y maxilar inferior derecho de la propia foto. El bigote también presenta una similitud abrumadora, curiosamente; así como la revisión anterior es perfectamente coincidente en tamaño, arco de caída y forma, particularmente este elemento creemos que es el más relevante entre todas las fotos verificadas.
      El pequeño parche no es el único cambio que se ha hecho en estos libros para venderlos en quioscos. En ellos se ha metido la tijera en otros "misterios", curiosamente los que los escépticos hemos convertido en incómodos y que pueden hacer que a alguno le tiemblen los bigotes. Por ejemplo, en el mismo Tumbas sin nombre, los autores han preferido eliminar la extensa parte sobre las nuevas caras de Bélmez de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas, un "hallazgo" que, tras un enorme éxito inicial, la prensa nacional acabó despachando con titulares como "Las nuevas caras de Bélmez fueron falsificadas por unos 'cazafantasmas' en complicidad con el ayuntamiento". En otro libro, Enigmas sin resolver, falta ahora también todo lo referente al precintado de las caras por el notario de Huelma, uno de los temas antes favoritos e intocables de Íker Jiménez que vendía como "prueba definitiva" de la autenticidad de las teleplastias "clásicas". Al acceder sin cortes ni intermediarios a las actas del notario y las condiciones del precintado comprobamos que era una trola más.

      Quién sabe, quizá estas correcciones sean una muestra de honestidad y yo no debería ser tan malicioso. A lo mejor Íker y Luis Mariano solo son dos autores perfeccionistas que trabajan bigote con bigote para someter su obra de arte a continuos pulidos y revisiones.

* * *

Agradecimientos: a Tanko por informar de la corrección y a Lola Cárdenas por ampliar los datos sobre los coleccionables y comprobarlos en sus ejemplares.

Etiquetas: , , , ,

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


17 comentario/s (feed de esta discusión):
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Se me llevan los demonios, Gerardo, se me levan los demonios. Cuánta desfachatez, qué poquita vergüenza... (Atención, Ikerosos: lo de que se me llevan los demonios es una frase hecha para indicar que me encabrono, no se trata de otro fenómeno "paranormal", cuidadín).

¿Pero cómo es posible que este personajillo tenga seguidores? Hace bastantes años, cuando no sabía quién era Fríker, compré un tocho (30 euros) que prometía horas de entretenida lectura, yo iba con prisa, desconocía al autor y andaba desesperado por leer algo ligero. Ese libraco se titulaba Enigmas sin resolver (sí, merezco ser fusilado sin juicio previo), y cuando en casa lo abro y me veo tras el prólogo algo llamado "Sobre el autor", y firmado por nada más y nada menos que Jeta Jeta Benítez (a ésté sí que lo conocía)pensé: "La has cagado, macho. Enhorabuena por la compra del año".

Dice el Jeta Jeta sobre el libro en cuestión, entre otros disparates: "Un trabajo fruto de la curiosidad, del rigor y del más generoso espíritu deportivo. Algo que sólo pueden comprender los que no han perdido la capacidad de soñar".

Témome, querido Jeta, que he perdido la capacidad de soñar, a la par que he encontrado muchas ganas de no ser estafado.

Un abrazo, Gerardo.

10/15/2006 03:45:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Sí. Es normal que los que no soportamos este tipo de basura alguna vez nos la hayamos tragado totalmente desinformados.

10/15/2006 03:56:00 p. m.  
Blogger Pilar Verdú escribió:

jejeje leo "El bigote del guardia civil ha sido modificado hacia abajo, tal y como pudiera permanecer tras seis meses de asedio en el santuario, no llevando fijador tal y como constataron los testigos presenciales del asedio." y me parto jejejejeje
Con tal de no decir que el equipo de Bru manipulo la imagen para Flashback lo que sea y ellos han seguido la inercia.... El caso es que ese primer retoque del bigote para dejarlo caido era por darle el aspecto del bigote de un muerto, así lo dijo Bru, ahora nos dan la versión de la falta de fijador en el asedio, pos vale, pero me temo que en la época ese era un producto casí de lujo y no por el asedio sino en general.
Saludos

10/15/2006 06:55:00 p. m.  
Blogger Andrés Diplotti escribió:

Tiene mucha lógica: después de seis meses de asedio, no iba a tener fijador para los bigotes ni ocasión de ponérselo. Lo que sí tenía eran los adminículos y la ocasión para afeitarse la barba y cortarse el pelo.

10/15/2006 07:08:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Y lo de los testigos presenciales del asedio tampoco me lo creo.

"Al señor Chamorro se le quedaron unos bigotes... así como de Fumanchú, oiga. Se lo juro."

10/15/2006 07:36:00 p. m.  
Blogger Pilar Verdú escribió:

Bueno, al menos, eso hay que reconocerlo, no han tenido el mal gusto de hacer lo mismo con la señora que comparan con la otra imagen de la pava de pintarle bigote para que encajase mejor, la escasez no daba para depilaciones tampoco...

10/15/2006 08:06:00 p. m.  
Anonymous Eduardo escribió:

Lo verdaderamente paranormal no es tragarse lo de Belmez. Lo que pone la carne de gallina es que alguien se atreva a poner todo esto negro sobre blanco y además piense que una manipulación que parece hecha con lápices Alpino, pueda colar. Y se eriza el pelo al ver en esos foros de Dios, cómo un montón de gente que afirma tener la cabeza sobre los hombros, lo defiende con fiereza menospreciando el espíritu crítico.
A mí me da grima pensar que esa gente puede tener hijos y los está educando.

10/17/2006 10:12:00 a. m.  
Anonymous poquetacosa escribió:

Eduardo:

Educando educando, lo que se dice educando... hombre, yo no cargaría mucho las tintas ahí. Al fin y al cabo, con la cantidad de kilómetros que hacen, las horas que dedican a estos temas y el espíritu deportivo y tal, no creo yo que les quede mucho tiempo.

Además, uno de los rasgos que suelen tener los hijos, es mostrarse rebeldes con respecto a las convicciones de los progenitores. O sea, que a lo mejor aún nos reímos un poco si a alguno de estos elementos le sale el retoño astrofísico o cosa parecida.

Saludos.

10/17/2006 01:44:00 p. m.  
Anonymous Eduardo escribió:

Cosas más paranormales se han visto.
Me gustaría añadir, salido del mismo crisol, uno de los reportajes de Cuarto Milenio del último domingo.
En él se hablaba de los engaños... sí, no habéis leído mal.
Un, aparentemente escandalizado, Santiago Camacho hablaba de lo difícil que es a veces descubrir la verdad sobre un tema. ¿Y quien es este señor? El mismo que en su libro sobre veinte conspiraciones citaba a Maria Blyzinsky en unas declaraciones que la directora del Museo de Greenwich jamás había hecho. ¿Se las inventó él? ¿Lo encontró por ahí lo fusiló sin más?
Claro, con esta metodología de trabajo no me extraña a que le cuelen cuentos.

10/17/2006 02:08:00 p. m.  
Blogger Bereni-C escribió:

¿Las correciones posibles pruebas de honestidad? Jajajajaja... Supongo que a ti te habrá dado el mismo ataque de risa al escribir eso que a mí al leerlo.

Yo flipo con lo del bigote: que coincide porque claro, tras el asedio, pues sin pomada seguro que lo tenía caído.

A la gente que vive de esto habría que juzgarla y hacerle pagar a base de bien, o encarcelarla, lo digo totalmente en serio.

10/17/2006 06:01:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Un poco de risa floja sí me entro, sí. Yo, con que visiten un koljós una buena temporada, me conformaba.

10/18/2006 01:00:00 p. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Me parece indignante eso de ir poniendo parche sobre parche para arreglar el desaguisado, pero lo que de verdad me resulta sorprendente es que haya quien defienda a estos tipos sin ser familiar cercano de ellos. (Qué coño, hasta si fueran familiares directos me alucinaría).

¿Y de la boca de buzón qué decimos, eh? Pues que era el gesto facial que se le quedó al guardia tras la trágica experiencia del asedio, claro. Manda cojones.

10/18/2006 06:34:00 p. m.  
Anonymous Eduardo escribió:

Leónidas:
Creo que te enfadas mucho y sin razón. De verdad que no es para tanto. Unos legítimos retoques no afectan a la esencia íntima del retrato. Yo mismo, con unos leves y legítimos retoques podría ser portada de Penthouse.

10/19/2006 08:25:00 a. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Eduardo, tío, me sonrojas... (Exijo que me adviertas de ese glorioso momento en que seas portada de Penthouse, ya puestos a hacer marranadas prefiero hacerlas con un escéptico).

Es verdad, sí, claro, los retoques son muy legítimos cuando de lo que se trata es de enseñar verdades al mundo, sí, retoques. Me encanta la idea: "Ey, chicos, vamos a retocar esta verdad, que nos ha quedado algo sosa". La madre que los parió...

10/19/2006 08:43:00 p. m.  
Anonymous Eduardo escribió:

Eh, he dicho que saldré en fotos. Nadie habló de tocar y mucho menos de retocar, que uno es muy decente.
He visto las nuevas caras y son mucho mejores. El nuevo dibujante es mejor o el espíritu terminó la primaria y sacó notable en Plástica.
Vuelvo al argumento de que la gente que cree en estas cosas va por la calle y tiene responsabilidades. ¿No da un poco de miedo?
Yo una vez tuve que hacerme un análisis de sangre. Mientras el analista (médico) me sacaba sangre, me contaba que él sabía de un coche que había desaparecido con cuatro ocupantes de España y había aparecido en los Andes.
Añadió que habían sido raptados por extraterrestres. Yo con la aguja ahí clavado me quedé paralizado. "Eduardo, no puedes huir, no te muevas, no digas nada, tienes una aguja en la vena". Todo esto me lo decía yo para intentar tranquiilizarme, pero no lo conseguí.Al final farfullé que sí, que había muchos misterios en el mundo y finalmente me sacó la jeringa.
Cuando volví (lo sé estoy loco) a por los resultados, me dijo que todo estaba bien. Dije que vale y salí zumbando. Desde entonces pienso si no me hizo un implante de esos terrepedrestre.

10/20/2006 09:55:00 a. m.  
Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea escribió:

Eduardo, macho, estás perdido. Un médico magufo te introdujo un artefacto... para sacarte sangre, sí, seguro, a saber lo que llevas dentro. ¡Ni te me acerques, por muy portada de Penthouse que seas!

Sí, es verdad que acojona un poco eso de que alcaldes organicen sesiones de maguferío en sus pueblos, pagando a los charlatanes con dinero del contribuyente y cediendo locales que son del pueblo. O que una Universidad dé categoría de carrera a una pseudociencia, con el beneplácito de una ministra (o ministro) de cultura que no sabe por dónde le da el viento.

Dan ganas de prender fuego al mundo.

¿Y en qué número de Penthouse dices que sales?

10/21/2006 12:32:00 a. m.  
Anonymous Eduardo escribió:

Pues en ninguno. Mi analista al frente de un nutrido grupo de terrepedrestres grises irrumpió en la redacción y robó las fotos.
No importa, mi analista me ha prometido que la próxima cara que aparezca en Bélmez será la mía.

10/23/2006 02:33:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Portada

~~~~~~~~~~~~~oOo~~~~~~~~~~~~~


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...