20 febrero, 2006

De nuevo Marías

Una vez más me identifico tanto leyéndolo que me hace sentir menos solo en el mundo durante un rato:
Las situaciones de conflicto que tienen peor arreglo, con amigos o con conocidos, son aquellas en las que llegamos pronto a una conclusión desesperante, y nos decimos del ofensor, o del grosero, o del abusón, o del iracundo, o del jeta: “Es que ni siquiera se da cuenta”. Esos personajes tienen tan interiorizados su complejo de superioridad (más bien de inferioridad), o su mala educación, o su creencia de que todo les es debido, o su irascibilidad, o su propensión a exigir, que ni siquiera se dan cuenta de que han cometido un agravio. Así, el agraviado espera pacientemente una rectificación o unas disculpas, pero nunca las recibe, porque el otro está tan pagado de sí y se ve a sí mismo tan poco, que es incluso capaz de actuar como si nada hubiera ocurrido y de mosquearse si nota frialdad o una actitud esquiva en quien padeció su afrenta o su arrebato de cólera o sus imperdonables impertinencias. A éste se le ofrecen tres opciones: puede quejarse del exabrupto o desconsideración e intentar aclarar las cosas, pero si ya ha llegado a la conclusión mencionada, poco puede esperar de eso, pues lo más probable es que el ofensor se ofenda y en modo alguno admita su falta, y aun que la redoble en vez de dar explicaciones; la segunda posibilidad, y quizá la más frecuente, es aguantarse, dejarlo correr y fingir que no hubo agravio (esto sucede sobre todo cuando hay amistad o parentesco por medio), pero de esa solución tampoco es esperable nada, pues antes o después llevará a buen seguro a un nuevo episodio de lo mismo, y el contemporizador volverá a encontrarse en la encrucijada; la tercera, por último, es dar por imposible a quien ni siquiera se da cuenta, y apartarse de él rápidamente y para siempre.
Javier Marías, "Ni siquiera se dan cuenta" en La zona fantasma del 19 de febrero de 2006.

Etiquetas: , ,

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


9 comentario/s (feed de esta discusión):
Anonymous Vailima escribió:

Marías no ha podido describir más certeramente la realidad. Es difícil, a veces, pero soy partidaria de la tercera opción y la llevo a cabo cuando me percato que mi agresor no tiene redención y su miseria no me permite ver nada más en él.
un saludo

2/21/2006 10:05:00 a. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Cierto, si quieres conservar la salud, la tercera vía es la única solución en muchos casos. Yo tengo que medirme, ya que a mí, en cambio, me es extremadamente fácil; o por lo menos mucho más de lo que observo que es para los demás.

2/21/2006 01:16:00 p. m.  
Blogger Danae escribió:

No se me ocurre un ser humano más sobrecogedor, más temible, que aquel que no duda. Es más, me pregunto si alguien así es capaz de reunir las cualidades que deberían definir a un ser humano.

2/26/2006 05:47:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Aunque soy un misántropo declarado, yo no le niego la humanidad a quien no duda jamás ni se plantea si puede estar equivocado. No debemos confundir lo que es un ser humano con la idea que tenemos de lo que debería ser. Los seres humanos tenemos mucho de asquerosos y así hay que aceptarnos o por lo menos saberlo.

2/26/2006 06:00:00 p. m.  
Blogger Danae escribió:

Quizás esta afirmación pueda parecer dura, eso creo notar en tu respuesta, pero para mí la humanidad es para quien la ejerce.

Tal vez no debería haber usado el término ser humano y debería haber puesto en su lugar Persona (así, con mayúscula). Lo cierto es que siempre que pienso en ello, me falta vocabulario. Ser una Persona conlleva en mi opinión una responsabilidad, un compromiso en cierto modo: no nos es dado por el simple hecho de haber nacido. Eso era lo que pretendía decir. Para mí humanidad no es sinónimo de existencia, y por lo tanto, negarles terminológicamente la primera no pone en entredicho su derecho a la segunda, que era quizás lo que yo parecía afirmar en el comentario anterior.

Un saludo.

2/26/2006 06:58:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Creo que ya te entendí en el primer comentario. En realidad yo hago la misma distinción, pero lo llamo ser buena o mala persona. La diferencia entre nuestras opiniones está en que lo que yo considero ser mala persona me parece totalmente normal y humano. Por eso seguramente soy más pesimista que tú.

Un saludo

2/26/2006 07:21:00 p. m.  
Blogger Danae escribió:

Oh. Entiendo. Sí, yo me 'defino' como una misántropa humanista.

2/26/2006 07:29:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió:

¿Cómo que "Otra vez Marías"? Ójala su sentido común fuera más corriente, nos iría bien a todos. ¿No es bastante con fusilar a un autor que se ha tomado su trabajo en escribir un artículo, aprovecharse con un copy & past, que tiene encima que quejarse? : Oig, otra vez Marías...

2/27/2006 11:06:00 p. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Se ruega a los anónimos energúmenos que se lean las entradas antes de escribir gilipolleces.

2/27/2006 11:57:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Portada

~~~~~~~~~~~~~oOo~~~~~~~~~~~~~


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...