05 enero, 2006

Error común significativo

En la edición que poseo de El ómnibus perdido de Steinbeck (Caralt, Barcelona, 1978), hay dos líneas trastocadas en la página 198:
Pasó junto al/
escuchar. No se oía nada. Mientras, sus ojos se fueron acostum-/
viejo molino de viento, entró en el granero y se detuvo para/
brando a la penumbra que reinaba en el interior.
      En mi ejemplar más antiguo de Por el camino de Swann de Proust (Rueda, Buenos Aires, 1978) encontré la misma errata en la página 53:
Combray, de lejos, en diez leguas a la redonda, visto desde/
era más que una iglesia que resumía la ciudad, la represen-/
el tren cuando llegábamos la semana anterior a Pascua, no/
taba y hablaba de ella y por ella a las lejanías
      No parece un error interesante, sin embargo, contiene mucha información para un crítico textual.

      En la primera versión de La vida es sueño publicada en Zaragoza se puede leer en sus testimonios conservados un pasaje con los siguientes versos desordenados, que numero por su orden correcto en la edición de Madrid corregida y pulida por Calderón:
1    en llegando la ocasión
2    é de hazer lo que quisiere,
5    y apriesa de terminar
8    o ya su termino llegue
10   de dudas y pareceres;
3    el dolor, porque ninguno
4    imperio en sus penas tiene,
6    lo que ha de hazer no se atreue
7    el alma, llegue el dolor,
9    la pena a su estreno, y salga
11   de vna vez, pero hasta entonces,
12   valedme cielos, valedme.
      Al conocerse mal la historia de la primera versión de La vida es sueño, es muy difícil para el filólogo discernir el texto original del autor de las erratas o adiciones de copistas e impresores. Precisamente este error, un caso de encaballado (descomposición de un molde por mezcla de las líneas), aporta información valiosa. Un error así es imposible que se debiera a un copista por descuidado que fuese, lo que nos dice que entre el manuscrito original y los impresos de Zaragoza que contienen esta errata común que los vincula, tuvo que existir al menos una copia impresa, seguramente no revisada por correctores ni autor, que fue la que introdujo en la tradición textual esta ensalada de versos. Al tratarse de una obra de teatro, es probable que se tratase de pliegos sueltos impresos para el uso de una compañía, lo que explicaría el descuido en su edición y que no se conserven.

      Errores como éste permiten al crítico textual deducir la relación que existe entre testimonios, muchas veces son la única manera de conocer su filiación para reconstruir el texto más cercano al originario. Sólo a través de los errores se pueden identificar con seguridad las variantes que no corresponden a la pluma del autor. La crítica textual es, irónicamente, un culto al error.

Etiquetas:

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


3 comentario/s (feed de esta discusión):
Blogger innes escribió:

Así es, Gerardo. Un culto al error o, más bien, un culto a ir tras la perfección siguiendo las huellas que dejaron los errores por el camino. Es realmente contradictorio y paradójico -y bello-, pero tal vez en eso no sea muy distinta la crítica textual a la vida. Y perdón por el sentimentalismo. Al final, lo verdaderamente importante, lo determinante, son los descuidos, los detalles equivocados, la falta de atención... En suma, los errores. Podríamos reconstruir también nuestras vidas a través de los errores y los olvidos, para construir una vida más cercana a la "original" o a "la que debería de haber sido". O a "la que esperábamos encontrar". Tal vez para averiguar de dónde venimos, con las variantes, tratamos de justificar que no damos con el manuscrito perfecto, que no existe el manuscrito perfecto, u original. Y si existe, no vamos a encontrarlo. ¿Sólo a través de los errores podríamos identificar con seguridad las variantes que no corresponden a nosotros, a nuestra obra? (Y perdón por la cursilería). Siempre me fascinó, de ese trabajo, que no se buscan parecidos de una edición a otra, sino diferencias y, sobre todo, mejor si son "errores". Alguna evidencia de que entre dos de las ediciones que tienes en mano tiene que haber otra edición (perdida, claro) que justifique el desbarajuste mental que se tiene montado. Un laberinto dentro del cual, en lugar de buscar la salida, buscas una calle que te desoriente todavía más. Una posibilidad de pérdida. Pues "todo es ganancia, si todo es pérdida".

1/09/2006 03:07:00 a. m.  
Blogger Gerardo escribió:

Sentimentalismo perdonado. No había visto la crítica textual como una metáfora de la vida. "Life is what happens to you while you´re are busy making other plans" (la vida es lo que te sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes), decía Lennon en Beautiful Boy (Darling Boy).

1/09/2006 01:02:00 p. m.  
Anonymous José Antonio R escribió:

Es un gusto encontrar un blog que aprecia de forma tan sincera y dedicada la literatura. Solo queria darle ánimos al autor del blog y comentarle que desde luego volveré a visitar su página. Muchas gracias.

9/22/2006 10:31:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Portada

~~~~~~~~~~~~~oOo~~~~~~~~~~~~~